La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) reconoció a Juan de Uzin Rojas como presidente interino de Real Potosí, avalando la designación que realizó el Tribunal de Honor de la institución lila, el pasado viernes 6 de julio. La respuesta surgió en medio de la renuncia del extitular Wilson Gutiérrez y de la nota de la FIFA que pide explicaciones por las agresiones del dirigente contra el árbitro José Jordán, en el torneo Apertura.

"Respetuosos de la normativa interna del club que ahora representan, hacemos presente que no solo sus autoridades son reconocidas legalmente, sino que el Sr. Juan de Uzin Rojas, como Presidente interino, designado siempre de acuerdo a la norma antes citada", destaca la carta enviada por el director general ejecutivo de la FBF, Freddy Téllez, a los miembros del Tribunal de Honor de Real Potosí, conformado por Juan Carlos Palermo, Carlos Castro Villa y Óscar Luis Camacho.

También puedes leer:

El ente del balompié nacional se amparó el artículo 30 del Estatuto de Real Potosí, que establece la presidencia interina ante la ausencia del presidente y vicepresidente. La solicitud para que sean avalados se la envió el 7 de julio y tuvieron que esperar 20 días para tener respuesta.

La renuncia de Gutiérrez canalizó la aplicación de la norma interna de Real Potosí y acreditó a De Uzin como el mandamás. La nueva dirigencia ahora corre contra el tiempo para habilitar a sus refuerzos, ya que este sábado se vence el plazo.

Te puede interesar:

FIFA

Durante la jornada del viernes, la FIFA pidió a la FBF información por la agresión que realizó Gutiérrez contra el árbitro Jordán, durante el partido de vuelta de la final de la liguilla contra Guabirá.

El máximo organismo del fútbol pidió un "informe sobre la veracidad del incidente y de ser el caso, sobre las medidas disciplinarias tomada en relación al incidente mencionado". Tras 54 días de la agresión, no existen resoluciones por la reacción de Gutiérrez.