Escucha esta nota aquí

México solicitará a la Organización de Estados Americanos (OEA) que un “tercero” revise los datos que arrojó la auditoría a las elecciones generales del 20 de octubre de 2019 en Bolivia, consideradas fraudulentas y que ocasionaron las protestas sociales que terminaron por alejar a Evo Morales del poder.

“Nuestra Misión ante la OEA pedirá formalmente que un tercero realice una comparación de ambos estudios y dilucide las discrepancias entre ellos”, dijo a ‘Reforma’ el director general de Comunicación Social de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Roberto Velasco.

En las últimas horas se conoció una investigación del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), publicada por el periódico estadounidense The Washington Post, que afirma que "no hay evidencia estadística" sobre el supuesto fraude

Las irregularidades halladas por un equipo de expertos de la OEA a los comicios ocasionaron que el MAS deje el Gobierno en manos de la presidenta transitoria Jeanine Áñez. Y ahora existirán nuevos comicios el 3 de mayo.

El organismo regional emitió un informe el 10 de noviembre en el que ratificaba un documento preliminar en el que se establecía que hubo fraude en las elecciones para favorecer al candidato de ‘instrumento político’.

Sin embargo, el informe publicado en el periódico estadounidense sostiene que “en nuestras simulaciones, descubrimos que Morales podía esperar al menos una ventaja de 10,49 puntos sobre su competidor más cercano, por encima del umbral de 10 puntos porcentuales necesario para ganar directamente”.