Escucha esta nota aquí

A Oriente Petrolero no se le puede decir que juega mal. Todo lo contrario, tiene fútbol y llegada, pero su gran problema es que no tiene quién le resuelva su falta de definición, que traduzca ese dominio ineficaz que tuvo la noche de este domingo, en gol. Así, de nada sirvió que lo tenga contra las cuerdas a Wilstermann, rival al que le bastó el gol de Jaime Arrascaita, a los 29’, para llevarse un triunfo del Tahuichi, resultado que lo pone en carrera por los primeros puestos, mientras que al albiverde lo deja rezagado.  

El problema es grave para el DT Pablo Sánchez porque quedó demostrado que, aunque su equipo juegue 101 minutos, como lo hizo ante Wilster (con la adición), no hace daño. Ni Marco Bueno, ni Óscar Salinas y ni José Alfredo Castillo fueron la solución. Los dos primeros llegaron para resolver la falta de gol de la pasada temporada y Castillo (jugó un tiempo) se quedó, con la esperanza de que recupere su olfato de gol.   

Oriente planteó un partido de ida y vuelta, un ritmo que Wilster aguantó una parte del primer tiempo, pues luego ante el domingo local se metió a su cancha, y solo salió para intentar el contragolpe, planteamiento que al final le terminó dando resultado. Desde atrás siempre presionaron para llegar Widen Saucedo, por la derecha, y Carlos Soliz, por la izquierda. Jaime Carreño y Kevin Salvatierra no se cansaron nunca de llevar balones al área rival, pero una vez allí nadie logró hacer daño.

En una de ellas el arquero Arnaldo Giménez contuvo y en otras su defensa despejó; y cuando el balón superó esas dos líneas, el travesaño le dijo que no. Después le faltó precisión a los delanteros, Salinas y Bueno, y de esa forma se confirmó la segunda derrota seguida de Oriente, que venía de caer en El Alto ante Always Ready. Por último, la derrota lo baja de la séptima a la novena posición.   

Un gol y a defenderse

A los 29 minutos, llegó el gol de Wilstermann, que solo puso cuatro titulares (Giménez, Meleán, Benegas y Chávez), pues decidió darle descanso a buena parte de sus jugadores claves con miras a su debut en la Libertadores el miércoles de local ante Colo Colo. La jugada la inició el mejor del aviador, Chávez, que dominó en el medio y lanzó un pelotazo preciso para Sebastián Galindo, que ganó las espaldas y centró para que Jaime Arrascaita defina ante la salida de Rodrigo Banegas.

Fue todo en la primera parte, pues el aviador se arrinconó y dejó casi todo su juego ofensivo en manos de Chávez, que fue poco lo que pudo hacer, aunque se dio modos para complicar. Un minuto antes del gol aviador, el que se lo falló solo fue Bueno, que definió mal ante la salida de Giménez.

Al inicio del segundo tiempo, a los 52’, en la única jugada que intentó hacer daño Salinas, el arquero paraguayo logró manotear el balón, que se estrelló en el travesaño. En la contra, a los 62’, Ballivián casi anota, cuando con lo justo la sacó Soliz. El mismo Ballivián estuvo cerca del segundo, a los 80’, luego de un error de Wilfredo Soleto.

Al adelantar sus líneas, Oriente dejó espacios, pero también tuvo opciones. La última de ellas estuvo en los pies de Bueno, que tras un centro de Carreño intentó marcar el empate de taquito, a los 92’, pero el travesaño evitó que entre. Así terminó un partido lleno de lamentaciones, y de hinchas tomándose la cabeza en cada balón que no entraba.