Escucha esta nota aquí

La caravana de personas con discapacidad que llegó anoche a la ciudad de El Alto, hoy se encuentran alojados en el coliseo de la zona de Ventilla y desde allí han pedido al Gobierno que se sensibilice con su pedido y acepten a negociar sus demandas de un bono mensual de 500 bolivianos en lugar de los 1.000 bolivianos que reciben anualmente.

Según la dirigencia, la marcha tiene previsto ingresar a la ciudad de La Paz el lunes; sin embargo, resaltó el pedido de reunirse con el presidente Evo Morales en estos días para negociar la demanda que levantaron hace un mes.

Agustina Pérez, es madre de Noé Gutierrez Pérez que padece de epilepsia, acompañó a la caravana para exigir al Gobierno la renta mensual de 500 bolivianos. Explicó que ella, en medicamentos, pañales y alimentos se gasta más del actual bono que el Gobierno le entrega.

Yo gasto más de 580 bolivianos, a veces un poco más por que las farmacias cambian los precios, esa renta de 500 bolivianos paliaría en algo el gasto mensual para mi hijo”, dijo la señora Agustina.

Alex, debido a una negligencia médica quedó postrado en una silla de ruedas, explicó que él se desempeña como artista y que la renta anual que recibe no le alcanza para sostener sus necesidades.

“Este bono se debe dar porque no todas las personas nos podemos desenvolver de la misma forma, son ambulantes (piden dinero en las calles) y corren el riesgo de que los atropellen”, indicó.

La caravana de personas con discapacidad partió de la plaza 14 de marzo de la ciudad de Cochabamba, después de más de 58 días de vigilia que se realizó en diferentes partes del país.