Escucha esta nota aquí

“Acá en Santa Cruz tenemos que sumar de a tres puntos”, sostuvo Junior Sánchez, consciente de que Blooming estaba obligado a ganarle a Guabirá, la noche de este martes en la Caldera de Diablo para pasar a compartir la punta del torneo Apertura con Bolívar. No se dio el triunfo y por ello las caras largas de algunos jugadores de la academia cruceña luego del 1-1 final. El marcador pudo ser con más goles, pero los arqueros José Peñarrieta y Saidt Mustafá se lucieron, salvando goles cantados.

Sorprendió Miguel Ponce con sus movimientos. Mandó de titular a Edward Vaca, de volante ofensivo por izquierda, y por ello Fernando Arismendi recorrió unos metros hacía el centro. El que estuvo por derecha fue César Menacho, que dejó su posición de centrodelantero para Nelson Orozco. Con esa fórmula, la academia se mostró mejor de entrada, con un par de ocasiones, creadas por Vaca y Menacho, a los 19’ y 23’.

En ambas jugadas estuvo atento Saidt Mustafá. Blooming tenía más fútbol, pero apareció con contundencia Guabirá, que a los 26’ abrió la cuenta por intermedio de Juan Vogliotti, que aprovechó un pase de Luis Hurtado para bajar el balón y vencer a José Peñarrieta. Tras el gol vinieron los reclamos de los jugadores celestes y del DT Ponce, que vieron una mano de Vogliotti al bajar la pelota. El árbitro Ivo Méndez convalidó el tanto y le sacó amarilla a Peñarrieta por los reclamos.

Blooming no bajó los brazos y tuvo su premio a los 34’. Julio César Pérez le hizo un pase a las espaldas de los defensores a Edward Vaca, que dominó y remató potente para igualar el marcador (1-1).  El volante celeste, que pasa por un buen momento, ya suma tres goles en cuatro partidos.

Guabirá casi marca el segundo (43’), cuando Hoyos se la dio a Vogliotti, que perdió en el mano a mano con Peñarrieta. El rebote le quedó al argentino, que volvió a insistir buscando a Alejandro Quintana, que falló el taquito y con ello acabó igualada la primera parte.

Estuvo para cualquiera

En la segunda parte hubo opciones claras de goles en ambos pórticos. A los 49’, César Menacho se la dio a Orozco, que solo y sin arquero la mandó afuera. El atacante se agarró la cabeza porque no entendía como había fallado una opción tan clara. Luego, a los 58’, Latorre ganó en el juego aéreo, pero Mustafá sacó con lo justo. A los 60’, vinieron las dos tapadas del partido. Primero, Junior Sánchez remató potente, pero Mustafá voló y salvó su arco. En el rebote, Arismendi volvió a insistir, y el arquero azucarero atajó de forma milagrosa, cuando incluso algunos jugadores rivales ya estaban celebrando el tanto.

A los 72’, el que se lució fue Peñarrieta, que le volvió a ganar en el mano a mano a Vogliotti, mientras que a los 80’, Jorge Lovera ingresó y cuando estaba solo con el arquero celeste definió desviado. El partido se volvió de ida y vuelta, con Rafinha ya en cancha, en su segundo partido en el que tiene minutos tras la lesión que lo dejó fuera cinco meses. 

Blooming no pudo lograr su cuarto triunfo al hilo, pero sumó al menos un punto. El sábado (17:15) recibe a Aurora, donde un triunfo lo dejará bien parado en la tabla del Apertura.