Escucha esta nota aquí

Tras 10 días de ausencia por una operación de cadera y una lesión en el hombro, una concejala quiere normar la elección de un alcalde interino para la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Percy Fernández, de 81 años, sufrió un accidente doméstico el día del corso de Carnaval, fue intervenido quirúrgicamente de la cadera y se encuentra en reposo y bajo cuidado médico en su casa, sin haber pedido licencia a su cargo. 

La concejala Rosario Schamisseddine (UCS) presentará hoy un proyecto de ley que permita al Concejo municipal elegir a una autoridad interina mientras dure la ausencia del alcalde. Hoy por hoy, según explicó ella, solo se puede dar esta figura ante el pedido de la autoridad, una baja médica o la determinación de un juez en un juicio penal. La concejala opositora tendrá difícil tarea para lograr convertir su proyecto en ley, ya que el Concejo Municipal está controlado por el oficialista Santa Cruz Para Todos, parte de la UCS y el MAS.

No hay nada que indique que, de momento, Santa Cruz Para Todos piense reemplazar interinamente a Fernández, que además padece de otras enfermedades de base. Ayer, en conferencia de prensa, Angélica Sosa, presidenta del Concejo, aseguró que “Donde el alcalde esté, ahí está la función del Gobierno Municipal”. Sin embargo, los municipalistas opinan lo contrario y explican que la función de un burgomaestre no es solo firmar papeles.

Para Sosa, no es necesario que Fernández esté en su despacho para cumplir sus funciones. “Hay un programa que se llama ‘El alcalde va a los barrios’ con equipo y todo”, explica. Sin embargo, en los últimos 10 días, no se ha informado de ninguna actividad de Fernández en los barrios. Es más, estuvo internado en una clínica de la ciudad hasta la semana pasada.

Pese a ello, Sosa asegura que Fernández continúa firmando los documentos de la Alcaldía. “Soy presidenta del Concejo, soy parte de un equipo y, por supuesto, súpercercana, diría yo, la mejor alumna del ingeniero Percy Fernández. En base a eso, leo las leyes. El hombre más conocedor de las leyes es el alcalde”, añadió.

El proyecto y la salud

Esa respuesta no ha dejado tranquilos ni a Schamisseddine ni a Jhonny Fernández, el otro concejal opositor. Mientras Fernández ha pedido un informe sobre la situación de salud del alcalde (el secretario municipal de Salud, Raúl Hevia, confesó en EL DEBER que es insulinodependiente, tiene un par de stents en la pierna, una prótesis de cadera y una válvula en el cerebro), para determinar si puede seguir en el cargo, Schamisseddine pedirá hoy que se lea su proyecto de ley. Allí se establecen cuatro causales para elegir un alcalde interino: Enfermedad o incapacidad temporal, cuya convalecencia requiera más de cinco días calendario, por aplicación de una medida cautelar de detención preventiva en una acción penal, por deber inexcusable de carácter personal que requiera más de cinco días calendario para su atención, por parto o por matrimonio.

De ser necesaria una suplencia, desde SPT aseguran que se barajan dos nombres: la presidenta del Concejo Angélica Sosa o el secretario oficialista, Franz Sucre. De momento, Sosa lo descarta.