Escucha esta nota aquí

Bajón en la altura. Así podría calificarse la derrota que sufrió Oriente Petrolero este domingo en Oruro ante San José por 4-1. Se trae una goleada, inesperada para sus hinchas, habida cuenta que venía de sumar un punto en la Villa Imperial por el empate contra Real Potosí (2-2), en partido reprogramado por la octava fecha.

El equipo refinero no gana hace cuatro partidos y complica su panorama en este torneo Apertura, aunque tiene pendiente un partido de local ante The Strongest, que ha sido programado para el jueves 12 de marzo.

Un buen inicio con un gol

El golazo que marcó el chileno Óscar Salinas, a los 12 minutos de la primera parte marcó el rumbo de un partido, que le fue favorable a Oriente Petrolero hasta antes de la anotación de Marcelo Morgón, a los 31’, que fue el de la paridad.

Pablo ‘Vitamina’ Sánchez volvió a jugar con una línea de cuatro en el fondo con Norberto Palmieri y Gustavo Olguín como centrales; puso a Carlos Soliz en el medio para que sea el desequilibrio en la zona y en el ataque repitió la fórmula con el chileno Óscar Salinas y el borjano Juan Carlos Montenegro.

La propuesta originó que el equipo refinero se muestre incisivo en ofensiva. Tuvo su efecto a los 12 minutos, cuando un gran pase de  Soliz, a espalda de los zagueros santos, haga que Salinas encare solo y desde aproximadamente 30 metros mande la pelota por encima del golero Roberto Rivas, que estaba adelantado.

Una buena conquista, que puso en evidencia el dominio albiverde, aunque después se dio la reacción del equipo local, que tuvo al brasileño Marcelo Gomes como su conductor.

A los 31 minutos, Marco Morgón se le escapa a Gustavo Olguín por la izquierda y su remate no pudo ser contenido por Rodrigo Banegas. A comenzar de nuevo y de yapa a los 37 minutos Oriente perdió a Soliz por una lesión.

De todas formas, el partido no bajó de intensidad. En una arremetida por derecha de Luis Torrico provocó que Samuel Pozo, que salió a la marca, toque la pelota con la mano y el árbitro no dude en cobrar el penal. El encargado de ejecutarlo fue Rodrigo Vargas, a los 44’. Fue el 2-1 para San José, que remontó el marcador y se fue al descanso con la victoria transitoria.

A cuatro minutos de comenzado el segundo tiempo, Daniel Rojas protagonizó una gran corrida por izquierda; tras una pared con Salinas quedó de cara al arco, pero su remate débil fue bien interceptado por Rivas.

Fue una de las pocas jugadas de peligro que generó Oriente en esta etapa sobre la portería de San José. La más clara fue el remate a uno de los postes de Matheo Zoch, a los 82’, cuando ya Rodrigo Vargas había anotado de cabeza su segunda conquista (55’), gracias a un centro preciso de Morgón, autor del cuarto gol santo a los 83’ y de lejos el mejor jugador que tuvo el representativo orureño.

Como dato, San José fue dirigido quizás por última vez por el argentino Omar Asad. Lo hizo a pedido de los jugadores, tomando en cuenta que el actual presidente del club anunció la rescisión del contrato.