Escucha esta nota aquí

Los aciertos y desaciertos en la asistencia de la pandemia del coronavirus en Bolivia pasarán facturas en las elecciones generales del 3 de mayo. Aunque hay sectores que disparan críticas en contra de la presidenta y candidata de la alianza Juntos, jeanine Áñez, su acompañante de fórmula, Samuel Doria Medina, señala que la mandataria siempre ha demostrado firmeza para asumir medidas acertadas.

Doria Medina sostiene que “la población no es tonta, se da cuenta perfectamente quién hace su trabajo y quien se quiere aprovechar de una pandemia para hacer política barata. Hay muchos que quieren aprovechar el pánico que van a ser afectados porque la población se da cuenta perfectamente”, afirmó.

En criterio de la candidata a la Vicepresidencia por el Partido de Acción Nacional Boliviano (Pan-Bol), Ruth Nina, el Gobierno no definió las políticas reales de Estado antes que exista un caso positivo en el país. “Creo que la factura la pasará el pueblo en las elecciones y afectará, especialmente, a la presidenta”. La candidata es de la opinión que Áñez debe centrar toda su fuerza en atender las necesidades de la población y no que esté centrada en hacer campaña.

El candidato presidencial de Frente para la Victoria, Chi Hyun Chung, dijo que las malas políticas asumidas irán en contra de Áñez. “Es un hecho”, apuntó Chi.

El candidato de FPV asegura que ha venido denunciando que no se tomaron a tiempo las medidas preventivas, como ejemplo, en aplicar los controles en los aeropuertos. “Cuando las cosas están reventando, recién quieren hacer algo”, cuestionó.

El candidato presidencial de Creemos, el excívico Luis Fernando Camacho, ha mantenido sus actividades proselitistas, aunque haciendo énfasis en que se cuidan las medidas para prevenir la propagación. “Seguimos en el recorrido tomando las medidas necesarias para que la salud de los bolivianos no se ponga en riesgo”, manifestó en twitter.

El candidato a senador por Creemos, Henry Montero, dijo que las acciones con los dos primeros casos desnudaron que los hospitales están saturados y no tienen espacios para recibir a estos pacientes ni se educó a la población sobre el impacto sicológico de esta pandemia. Indicó que no habían las mínimas condiciones de bioseguridad para el aislamiento de los pacientes, por eso los trabajadores de salud.

El más crítico desde el principio ha sido el candidato presidencial de Comunidad Ciudadana (CC) Carlos Mesa que también ha recorrido los centros hospitalarios donde ha demostrado serias falencias. Considera que el Gobierno subestimó la pandemia. “No queremos politizar el tema, nuestra intención es llamar la atención sobre la necesidad de una emergencia epidemiológica”, apuntó.

Sus observaciones les ha valido roces con seguidores de Áñez, que ha defendido las medidas asumidas por la presidenta.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, está convencido de que las manifestaciones de algunos vecinos e incluso trabajadores del sector salud, que impidieron el ingreso de una paciente con coronavirus a hospitales de Santa Cruz, fueron digitadas políticamente. “Sabemos que ha sido dirigida políticamente”, manifestó el jueves el titular de Salud, durante la inspección realizada a un centro de atención para pacientes con coronavirus, en la Escuela Militar “Héroes de Ñancahuazú” del municipio cruceño de Warnes.

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, también intervino para pedir a los candidatos para las elecciones generales no politizar el tema del coronavirus. “Deben dejar de hacer política de este tema, dejar de lado resentimientos políticos y sociales; hoy tenemos que hacer frente todos los bolivianos a esta epidemia que es el coronavirus”.  

Como medidas preventivas las organizaciones políticas suspendieron las concentraciones masivas.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, salió a señalar que la fecha de las elecciones presidenciales 2020, prevista para el 3 de mayo, no se mueve. Sin embargo, el titular del Tribunal Electoral Departamental de Santa Cruz (TED), Saúl Paniagua, afirmó que el coronavirus afecta a toda la sociedad y, aunque está avanzando el calendario electoral sin ningún tipo de inconvenientes, no descarta que haya una postergación de los comicios generales.

Medidas en Francia

El gobierno francés, que se negó a posponer los comicios a dos vueltas del 15 y 22 de marzo pese a la expansión del virus, emitió una serie de medidas de protección inéditas, bajo el lema “votar no es peligroso”. 

El objetivo: garantizar la celebración de las elecciones, sin aumentar el riesgo de propagación en este país, que es actualmente el segundo foco europeo del COVID-19, después de Italia.

Cada centro electoral deberá colocar marcas en el suelo para asegurarse de que “en cada etapa de la votación” los electores mantengan al menos un metro de distancia entre ellos.

En cuanto a la higiene, se pedirá a los electores lavarse las manos antes y después de colocar su voto en las urnas y se desinfectarán las cabinas de votación continuamente durante el día. 

Asimismo, las autoridades recomendaron a los ciudadanos llevar su propio bolígrafo para votar y se instará a la gente a entrar y salir rápidamente para evitar las filas fuera de los colegios electorales.

El coronavirus sacudió también la recta final de la campaña electoral con decenas de mítines cancelados en todo el país.