Escucha esta nota aquí

Cerca de las 21:00 de este domingo, el sector de las graderías del complejo Húngaros del 55 de San José empezó a arder en llamas. El portero de la institución llamó de inmediato a Raúl Martínez, que en algunos partidos cumple como delegado, para que le ayude a sofocar el incendio. Las autoridades empezaron las investigaciones correspondientes.

“Me llamó el portero y me bajé (al lugar) inmediatamente. Cuando llegué estaba intentando apagarlo con un baldecito, pero era imposible porque había mucho papel”, relató a DIEZ Martínez. Después, se comunicaron con los bomberos que tuvieron una ardua tarea y cerca de la 1:00 de este lunes recién lograron ahogar el fuego por completo.

En ese sector de las instalaciones del santo se encuentra una oficina con parte de la documentación del club que quedó totalmente en cenizas. “Se encontraba toda la documentación desde la gestión 2016 hacia atrás que, lógicamente, tenían que sacar para realizar las auditorías correspondientes”, agregó Martínez.  

Se espera el informe después del peritaje que están realizando las autoridades correspondientes, ya que, por el momento, no se ha identificado a los responsables de este hecho.

DIEZ intentó comunicarse con el presidente santo, Huascar Antezana, pero no tuvo éxito.