Escucha esta nota aquí

Cinco de los malvivientes, disfrazados de barras, que hicieron estragos el martes pasado en la sede de Oriente Petrolero, quedaron libres luego de que la Policía los haya arrestado con fines investigativos.

¿No encontraron culpa alguna? Ronald Raldes, presidente de Oriente Petrolero, hizo conocer el dato, aunque el directivo informó que presentaron una demanda ante el Ministerio Público para que este triste episodio pueda ser esclarecido, habida cuenta que ese día golpearon a cuatro jugadores del plantel profesional (entre ellos Jaime Carreño, Sebastián Gamarra y Kevin Salvatierra), robaron material deportivo de la utilería, pincharon 16 vehículos de los jugadores y golpearon a periodistas que estaban haciendo cobertura del entrenamiento.

“Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias. Entiendo que estén molesto (el grupo de barrabrava que ingresó a la sede) por los resultados deportivos en el torneo, pero lo que no entiendo son las actitudes”, dijo este jueves Raldes, quien en una conferencia de prensa se disculpó públicamente ante la prensa deportiva (carta de desagravio) y en especial ante el periodista Bernardo Vaca, que fue uno de los que fue brutalmente agredido por los delincuentes, que ingresaron a la sede traspasando la barda que delimita el perímetro refinero.

Anunció que el departamento legal de Oriente sancionará drásticamente si los implicados son socios del club, tal como reza al estatuto. “En muchas ocasiones hemos tenido charlas con esta misma gente, pero jamás con la violencia que se vio el martes. No lo esperábamos, nos sobrepasó y por eso vamos a tratar de resolverlo lo más pronto posible”, acotó Raldes.

Vaca agradeció el gesto de la dirigencia refinera y destacó la asistencia que recibió él y sus colegas de parte del club como también del Círculo de Periodistas Deportivos de Santa Cruz, cuyo presidente, Fernando Silva, que estuvo presente, dijo que ya hizo la representación pertinente ante la Policía “para contar con todas las garantías en el desempeño de la tarea diaria”. Silva incluso anunció que ya cuenta con nombres de algunos de los supuestos barras que estuvieron ese día, lo que ayudará a resolver este triste episodio para el club y la prensa deportiva.

Levantar el muro

En esta oportunidad, Raldes anunció que en el club hay un proyecto de levantar el muro y de implementar un sistema de seguridad para evitar nuevos contratiempos y así salvaguardar no solo el trabajo de la prensa, sino a la gente que trabaja diariamente en el club.