Escucha esta nota aquí

Tomando como referencia la tasa porcentual de infectados de coronavirus en China, que es del 0,7%, la Gobernación cruceña estima que, de los más de 3 millones de habitantes del departamento, unos 15.000 se contagiarán del virus y, de los cuales, unos 700 necesitarán ingresar a una unidad de terapia intensiva, lo que derivará en la necesidad de respiradores pulmonares.

“Terapia intensiva va a necesitar el 5% de esos 15.000, es decir unos 700, pero no todos al mismo tiempo, vamos a ir metiendo 20, 30, van a ir entrando y saliendo, obviamente algunos fallecerán”, explicó el secretario de salud de la Gobernación, Óscar Urenda.

Actualmente existen 180 respiradores pulmonares distribuidos en el sistema de salud público, privado y de seguridad social, de los cuales 120 se encuentran ocupados en los distintos hospitales públicos. A estos se han sumado 21 nuevos y que solo están destinados a ser utilizados en pacientes con coronavirus. Nueve son nuevos y 12 se habilitarán en Montero. Además, Urenda informó que el Ministerio de Salud ha hecho un pedido de un centenar de estos equipos para distribuir 15 en La Paz, 15 en Santa Cruz y de a 10 en los demás departamentos.

La visión de los médicos

Wilfredo Anzoátegui, presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, detalló que el departamento necesitará 9.000 respiradores para cubrir los estragos del virus.

“Es totalmente insuficiente (sobre lo anunciado por la Gobernación). Con los nueve que ya están disponibles, no van a alcanzar ni para el inicio”, explicó Anzoátegui, de acuerdo a un análisis estadístico realizado por el Comité Científico Departamental, de acuerdo a la tasa de crecimiento del coronavirus que está teniendo en este momento.

Respecto a este punto, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos informó que, en una situación normal, Santa Cruz debería tener unas 300 unidades. “No es un tema de decir cuántos respiradores hay, sino de cuánta es la oferta de hospitales de tercer nivel, porque solo ellos pueden ofertar terapia intensiva”.

Por su parte, Urenda negó rotundamente que el departamento necesite de tal cantidad, además que fue claro al explicar que por más que se reciba un millar de respiradores pulmonares donados, no existe actualmente la capacidad humana para su manejo.

“No tenemos especialistas para armar 200 o 500 respiradores al mismo tiempo, porque se necesitan especialistas en terapia intensiva, o tendremos que capacitar médicos internistas para atender en terapia. Es una limitante y ese es el problema que tienen ahora todos los países”, detalló.

Urenda informó que para el Hospital del Distrito Municipal 5 se han contratado a seis terapistas. “Podemos conseguir más, pero no para armar diez unidades de terapia, por eso hay que concentrar los respiradores en un solo hospital.