Escucha esta nota aquí

Las Terminal Puerto de Arica (TPA) de Chile, muelle por donde el 2019 llegaron a Bolivia, 1,6 millones de toneladas de mercancía importada de ultramar activó desde esta semana, los protocolos sanitarios para prevenir el contagio del Covid-19, con la instalación de varias barreras de control.

“Los transportistas son controlados en el ingreso al antepuerto. El equipo que está ahí, les hace el control de la temperatura. Si el transportista presenta algún síntoma, debe notificar automáticamente a un trabajador del TPA para activar el protocolo con el organismo de salud que trabaja al interior del puerto”, explicó a EL DEBER el gerente del TPA, Gabriel Tumani.

La firma implementó el ‘home office’, que permite resguardar sus equipos y a los transportistas, quienes también se ven expuestos al contacto con las demás personas.

El gerente general de la estatal Empresa Portuaria Arica (EPA), Rodrigo Pinto, informó que dentro de las disposiciones, se incluye la instalación de una barrera sanitaria con personal del Ministerio de Salud en el Complejo Fronterizo Chungará, frontera con Bolivia.

En ese control se implementó la toma de temperatura a quienes ingresan al país vecino y la entrega de la declaración de salud.

Otra de las recomendaciones es que los transportistas viajen solos a Chile y que, si tienen malestares respiratorios, se abstengan de hacerlo./MAM