Escucha esta nota aquí

La dirigencia de Real Potosí se tomará su tiempo para designar al nuevo director técnico, después de la salida de Marcos Ferrufino y frente a la cuarentana nacional dictada por el gobierno central, para disminuir los casos de Covid-19. Los futbolistas continúan su trabajo en su casa, según el plan que recibieron antes de que la Federación Boliviana de Fútbol anuncie la suspensión del Apertura.

El viernes se conoció que Ferrufino no era más entrenador de los lilas. Los malos resultados y una supuesta “mala fe de un dirigente” fueron los motivos para su alejamiento. Por el momento, las negociaciones están paralizadas frente a la pandemia que golpea al mundo.

Se conoce que hay una lista de posibles entrenadores, entre extranjeros y nacionales, pero a la hora de las determinaciones primará la experiencia y el conocimiento que tenga el profesional sobre el fútbol boliviano, según explicaron los encargados de prensa del club. Además, los dirigentes todavía no lograron.

Mientras tanto, los jugadores del plantel realizan trabajo diferenciados y en sus domicilios, varios de los futbolistas publicaron -en sus cuentas personales- qué entrenamiento realizan. El plantel lila está ubicado en el décimo lugar de la tabla, con 15 puntos.