Escucha esta nota aquí


Desinfectar su auto es bastante sencillo, porque ni siquiera debe recurrir a productos profesionales o difíciles de encontrar y solo hay que tomar unas mínimas precauciones, según el portal autobild.es. Sobre todo si sabe que un patógeno como el coronavirus está presente en su vehículo porque ha tenido contacto con un infectado, es imprescindible que utilice guantes y una bata desechable.

Si no tiene una bata, puede utilizar su ropa, antes de entrar en su casa debe quitárselo todo y ponerlo a lavar. En el caso del calzado, para desinfectarlo del coronavirus lo más aconsejable es tener poner una toalla impregnada en una solución de agua y lejía sobre un trapo de piso para limpiar bien la suela y, en todo caso, dejarlo en la entrada o fuera de la casa.

Sin embargo, a la hora de limpiar el motorizado de coronavirus y, sobre todo, usarlo si tiene que ir a diario al trabajo, la clave es tener claro cómo se transmite el covid-19. Aunque el contagio aérea es una posibilidad, la realidad es que el patógeno vive en las gotículas de la respiración o en las partículas que se expelen al toser o al estornudar y es por ahí por donde se transmite.

Ambos tipos de partículas son un entorno bastante húmedo y tienen un tamaño considerable -de uno a cinco micrómetros-, por lo que tienden a caer y depositarse en el suelo. Según se deduce de un estudio publicado en el New England Journal of Medicine, el virus en el automóvil puede resistir hasta tres días sobre plástico o metales, lo más habitual en un vehículo además del cuero, donde sobrevive hasta 24 horas.

Así, si quiere tener su vehículo libre de coronavirus, lo más adecuado es que siga la orden de no salir de su casa y, simplemente, evite utilizarlo durante tres días. Sin embargo, no todo el mundo está encerrado en casa, de hecho, mucha de la gente que está trabajando durante la cuarentena, lo hace al volante.

Por ello, es aconsejable llevar guantes, puede utilizar un limpiador desinfectante doméstico para las agarraderas de las puertas, palanca del freno de mano y otros lugares de contacto de plástico o metal cada vez que use el vehículo, es cuestión de un minuto pasar un trapo impregnada de producto por esas zonas y sabrá que tu motorizado se queda limpio.

Y para desinfectar el volante de cuero o el forro del cambio sin dañarlos, habría que utilizar toallitas con detergente, que al estrujarlas salgan burbujas, o preparar un champú con agua o gel del baño que destruye la membrana del virus.