Edición Impresa

Economía de guerra

Hace 3/24/2020 2:09:37 PM

Escucha esta nota aquí

Por: Hernán Paredes Muñoz

Vivimos una economía de guerra, contra un enemigo casi invisible. ¿Qué hacer para mantener el funcionamiento de las actividades económicas indispensables?

OFERTA: Tenemos que garantizar la producción y abastecimiento de alimentos y productos de primera necesidad. Su escacez puede generar aumento de precios. Hagamolso,con una condición básica: evitar aglomeraciones en mercados y supermercados que se conviertan en focos de infección.

Es tiempo de  alianzas público/privadas con  los grandes productores y proveedores (de huevo, pollo, carne y otros productos básicos) y con Cadenas de Supermercados. Para que abastezcan a la población en camiones que circulen por las ciudades, vendiendo en los barrios.

Apoyemos a los pequeños y medianos agricultores, transportistas y comerciantes de verduras y frutas nacionales. Saquemos a l@s vendedor@s de los mercados. En pequeños puestos movilizados con bicicletas o motocicletas con acople. Que los comerciantes circulen por las calles y plazas, llevando alimentos puerta a puerta. El abastecimiento en los 21 días de paro fue buena iniciativa de los comerciantes, ahora puede ser una alianza Gobierno Municipal/ Comerciantes/Ciudadan@s, garantizando productos a precios accesibles.

DEMANDA: ¿Cómo mantener el nivel de ingresos/demanda indispensables para la población? Hay que mensualizar el Bono de Bs.-500 e incrementar el Bono Dignidad, mientras dure la pandemia. Para su cobro, se debe buscar mecanismos que eviten aglomeración de personas mayores, para evitar contagios.

Promover y organizar el trabajo en domicilios por ejemplo costura y tejido, comida a domicilio, restaurants caseros, puestos de jugos naturales, fabricación de barbijos, teletrabajos, cuidado de personas mayores y una radical promoción de los negocios digitales. Para esto el gobierno debería bajar el precio del internet y aumentar el ancho de banda/velocidad.

Flexibilizar los sistemas de contratación y organizar jornadas laborales por horas incluyendo turnos nocturnos. El objetivo es lograr la mayor cantidad de fuentes de empleo.  Al interior de los centros de trabajo tiene que haber una reorganización física para evitar que las personas trabajen a menos de un metro de distancia entre ellas.

SOSTENIBILIDAD: Evitemos la quiebra de familias y empresas. El gobierno ya tomo iniciativas pero son insuficientes. Necesitamos flexibilizar y suspender/posponer gastos  inmediatos porque el dinero  es escaso pero tampoco podemos darnos el lujo de quebrar.  Hay que facilitar la renegociación de deudas bancarias de familias (personas naturales) y empresas; reducción de intereses y de pagos mientras dure la pandemia. Ampliación de plazos sin costos adicionales. Tiene que normarse los parámetros para una renegociación/flesxibilización de alquileres.

SERVICIOS: Nuestro objetivo es garantizar la provisión de servicios básicos. Las medidas tomadas por el gobierno son buenas, hizo su parte. L@s ciudadan@s, hagamos la nuestra, consumir racionalmente agua, energía eléctrica y gas. Internet usar a fondo, para educarnos, informarnos, ganar dinero, en fin aprovechar intensamente esta herramienta global

AUTARQUIA: En situaciones de crisis siempre las economías tienden a cerrarse. Temporalmente esta tendencia pude ser muy buena porque obliga a fortalecer la cohesión de la economía nacional, integrando centros de producción con centros de consumo, reduciendo la dependencia de importaciones de alimentos y otros productos imprescindibles.

Insisto con alianzas público privadas, para un apoyo focalizado por cadenas productivas nacionales, regionales y locales, generando verdaderas economías a escala.

¿Retorno al campo?. Si. Es buena idea facilitar la migración de personas de las ciudades capitales a poblaciones rurales. Ahora es cuando debemos apoyar a comunidades y municipios rurales, para que reorganicen y fortalezcan sus economías. Sean una incubadora de emprendimientos, para la próxima expansión de la nueva economía boliviana, que surgirá después de la pandemia.

Bolivia es muchísimo más grande que el Coronavirus, l@s bolivian@s estamos de píe, nunca de rodillas. Tomemos este periodo del Coronavirus, como una transición a una nueva economía boliviana, más eficiente, más integrada, más competitiva. La crisis puede ser una gran oportunidad.

Tags