Escucha esta nota aquí

La modalidad de trabajo remoto (también conocida como teletrabajo) lleva a las empresas a generar nuevas dinámicas para no bajar el ritmo de sus operaciones. Utilizando la tecnología como un aliado, algunas de estas explicaron a Dinero qué métodos aplican para mantener sus actividades,  de esta manera también servir a sus clientes y no perder la conexión con el exterior en momentos en los que el país atraviesa una crisis sanitaria, a raíz de la pandemia del coronavirus.

Desde la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), el presidente Fernando Hurtado indicó que se instruyó a los colaboradores a estar en sus casas y continuar sus labores de la mano de plataformas tecnológicas para dicho efecto (desde el 17 de marzo el 80% del personal se encuentra laborando de manera remota hasta llegar al resto y así seguir lo dictado por las autoridades con respecto a la cuarentena). Utilizan herramientas como Microsoft Teams o Zoom.

Microsoft Teams también es 'aliado' del trabajo de la consultora internacional Great Place To Work. La country manager de esta firma, Aldana Fernández de Córdova, manifestó que dan uso a esta plataforma de comunicación en varios países gracias a la facilidad de interconexión y el acceso a la información online.

La ejecutiva explicó que existen empresas en Bolivia, consideradas los 'Mejores lugares para trabajar', que cuentan con sus propias dinámicas como la derivación de las llamadas telefónicas de la centralista al celular corporativo, con el fin de que pueda contestar desde casa. Otra empresa incorporó las ventas online y colocó a un grupo de personal de ventas físicas a atender los requerimientos vía aplicación. 

El personal administrativo de cadenas de retail también lleva adelante esta práctica, sin descuidar otras áreas de atención al público, entre ellas las cadenas Farmacorp y Farmacias Chávez. Incuso, los colaboradores cumplen roles de atención al cliente desde su hogares (antes distribuidos en call centers).

En otros escenarios como la industria, también esta modalidad toma relevancia. Sin embargo, no es aplicable en áreas operativas. La firma cochabambina Mamut (especializada en la fabricación de pisos amortiguantes) disminuyó la cantidad de operarios en planta para tener la menor interacción posible y cerraron sus oficinas para atender al público netamente por canales digitales (chat, videollamadas, redes sociales y otros), según el CEO, Manuel Laredo, quien expresó que los trabajadores desde sus hogares están trabajando en proyectos de innovación para la empresa.

En el caso de la Cervercería Boliviana Nacional (CBN), las reuniones son virtuales y así definen agenda y coordinan sus tareas pendientes. De esta manera evitan el contacto entre personas y cumplen con las reglas establecidas por el Gobierno central.

En el caso del sector automotriz, el CEO de Toyosa, Erick Saavedra manifestó que activaron las opciones de videoconferencias y videos en 360 grados para que el cliente puede conocer los detalles de los vehículos sin la necesidad de salir de sus hogares. 

Aunque no es un trabajo remoto, antes de la cuarentena (cuando estaba permitida la circulación de vehículos) se realizaban visitas a domicilio para otorgar servicio técnico de manera no invasiva; es decir, solo abocándose al área de motores y otros de exterior de los vehículos. "Es una forma de mantener la cercanía con los clientes y que ellos vean nuestro respaldo", sostuvo Saavedra.

Empresas del sector público tampoco son ajenas a estas prácticas. Por ejemplo, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) desarrolló un portal donde sus trabajadores administrativos y personal de apoyo en la parte operativa realizan sus actividades desde sus hogares accediendo a la información a través de una pantalla para realizar su trabajo.

Dispusieron de los servidores que usan en las oficinas, de sistemas de mensajería instantánea, aplicaciones para videollamadas, espacios de videoconferencias y discado de teléfonos internos como características de la nueva herramienta de la estatal petrolera.

También puedes leer: Teletrabajo, algunos consejos para no perder la brújula en casa