Escucha esta nota aquí

Días de encierro y mucho tiempo libre. Esas son las características de los días de aislamiento que viven las familias en diferentes países del mundo. En esa nueva impronta, las personas están aprendiendo a diseñar rutinas diferentes, en las que no pueden estar ausentes las mascotas, especialmente perros y gatos.

Como en las familias, los animales también tienen un jefe de la 'manada', y él o ella estará encargado de transmitir seguridad y calma en caso de que existan problemas, especifica Jorge Perales, médico veterinario especializado en comportamiento animal.

"Un mensaje que debe quedar claro es que nosotros somos 'los jefes de las manadas', los animales reconocen así a las personas con las que viven. Entonces, al permanecer más tiempo con ellos, no solo les transmitimos nuestros sentimientos y actitudes, sino que podemos darles tranquilidad y calma. Nuestra sola presencia en casa disminuye la ansiedad o el estrés que puede provocar el encierro largo", indica el especialista.

Entre los consejos útiles, Perales menciona que de ser posible no se saque a los animales a la calle y se los mantenga resguardados, pero en compañía. Ahora bien, quienes tengan un patio o jardín amplios ya tienen mucha ventaja respecto a los que viven en departamentos, porque podrán entrenarlos y ejercitarlos. "Especialmente en el caso de los perros, porque los gatos saben lidiar con el encierro mejor y están acostumbrados", asevera.

A su vez, el veterinario resalta que los animales mayores son los que van a estar más afectados por el aislamiento, debido a que en muchos casos están acostumbrados a los paseos y las salidas para hacer sus necesidades fisiológicas. "Con ellos se debe probar nuevas rutinas, como llevarlos con la correa en caminata rápida por la casa o sacarlos distancias cortas. Estas sugerencias de 'reeducación' también se pueden tomar para acostumbrarlos y para designarles un espacio para que hagan sus necesidades. En ese caso usar periódicos ha resultado muy útil", explica.

Si la vivienda tiene un jardín, lo más fácil es ejercitarlos con una pelota. "A todos los perritos se los puede estimular a que hagan juegos con juguetes y pelotas. Habrá mucho tiempo para enseñarles trucos y hay tutoriales para aprender a hacerlo. Hay que mantener una actividad que se vuelva parte de su vida cotidiana y evitar que se vuelvan destructores", recomienda el especialista.

Cuidados y limpieza

Lo aconsejable para quienes tienen que salir con sus mascotas, porque su comportamiento ha sufrido un cambio muy drástico y no pueden dejar de lado los paseos, es que se tenga con ellos los mismos cuidados de higiene y desinfección que los humanos. Entre ellos, lavar las patitas con una solución de agua y lavandina o con alcohol en gel, desinfectar los collares, correas y cadenas y despojarlos de alguna indumentaria que hayan podido utilizar y lavarla.

"Las caminatas no deben ser paseos, deben ser momentos cortos y se deben ir acortando cada día. Si es el momento en que las mascotas hacen sus necesidades fisiológicas, se debe tener la precaución de levantar las heces y dejarlas en un basurero adecuado. Con el paso de los días se acostumbrarán a esa rutina", detalló Perales.

Otra precaución y medida de bioseguridad es utilizar guantes y desecharlos en un basurero. "Es absolutamente necesario, en este momento, hacer uso de todo lo que tengamos a disposición como precaución y barrera de protección, igual para las mascotas", aseguró el profesional.

Nueva rutina 

Como mensaje a los ciudadanos, Perales remarcó que como dueños de mascotas se debe tratar de mantener la calma y anteponer la seguridad de la familia. Además, buscar alternativas de distracción y recurrir a las plataformas disponibles en internet y a la creatividad. "Este es un tiempo extraordinario e inédito para todos, en el que debemos aprender juntos. Si somos creativos, el peso será más ligero y podremos aprovechar el tiempo", finalizó.