Escucha esta nota aquí

La Cámara Departamental de Industrias de La Paz expresó hoy su más profunda preocupación por los severos y negativos efectos económicos que experimenta la industria nacional y, en particular, la industria paceña, a consecuencia de la emergencia sanitaria decretada en el país por la pandemia del coronavirus.

Esa instancia observa una evidente falta de preparación y respuesta de parte de las reparticiones públicas encargadas de agilizar los permisos de circulación a las empresas productivas, factor que impide la intención de mantener normalidad en el aprovisionamiento de productos para la población.

Asimismo, el sector productivo manifiesta también su alarma porque existen actitudes “incomprensibles” de parte de algunos sindicatos de trabajadores, que “realizan demandas que rayan en el chantaje para desarrollar sus actividades laborales diarias”.

Sostienen que pese a haber paralizado su producción, deben continuar honrando sus obligaciones de carácter tributario, crediticio, salarial, de aportes a la seguridad social y pago a proveedores, entre otros.

Las industrias están ingresando en una situación de iliquidez severa que gradualmente las conducirá al cierre de actividades”, expreso su, Raúl Crespo, de acuerdo a un comunicado público.

Los industriales paceños piden al Gobierno implementar en forma “urgente medidas económicas y de estímulo fiscal” para “evitar la paralización del aparato productivo industrial con el consiguiente desabastecimiento de los mercados y la pérdida de empleo formal y productivo”.