Escucha esta nota aquí

Ante la emergencia sanitaria que vive el país, el Banco Central de Bolivia (BCB) decidió inyectar Bs 3.476 millones a la economía nacional. La operación se realizó el lunes, según informó el presidente de la institución, Guillermo Aponte.

La inyección de estos recursos se realizó mediante la compra, por parte del Banco Central, de bonos del Tesoro General de Nación (TGN) que tenían las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

El titular del ente emisor dijo que estos recursos serán invertidos por las AFP en el sector financiero para incrementar la liquidez de la banca hasta un 50%.

“Esto no afecta a la pensión de los jubilados. Más bien existe una ganancia para los fondos de pensiones”, explicó el titular del BCB.

Hasta el viernes 20 de marzo el sector contaba con una liquidez de Bs 6.806 millones. Con esto, los bancos tendrán Bs 10.282 millones para poder canalizar al público a través de fondos solicitados por sus clientes.

“Las entidades bancarias se han comprometido a colocar estos recursos a la cartera de créditos”, señaló Aponte.

Asimismo, indicó que se beneficiará a las personas que trabajan en el sector informal, que puedan ser sujetos a crédito. “Es una medida que cuenta con la aprobación del directorio del BCB”, justificó.

El titular garantizó el acceso a circulante en este periodo de crisis, pero recomendó usar los medios electrónicos durante la cuarentena sanitaria.