Escucha esta nota aquí

El Senado de Estados Unidos ha resuelto combatir el impacto económico y social de la pandemia de coronavirus al aprobar el paquete de rescate más grande en la historia de ese país. 

La Cámara del Congreso votó el miércoles por la tarde (hora local) con una clara mayoría para las medidas con un volumen de alrededor de dos billones de dólares (alrededor de 1,85 billones de euros)

El paquete de ayuda de emergencia, que proporciona ayuda masiva para la población y la economía, aún no ha sido aprobado por la Cámara de Representantes y firmado por el presidente Donald Trump.

El paquete de megaayuda incluye cheques de $us 1.200 para ciudadanos estadounidenses, ayuda rápida para pequeñas empresas y préstamos de miles de millones de dólares para corporaciones afectadas por la crisis del coronavirus. 

Más de $us 100 mil millones también se destinarán a hospitales y atención médica, y más de $us 100 mil millones a los estados, ciudades y comunidades. Los pagos y la duración de las prestaciones por desempleo también se ampliarán.

El líder de los opositores demócratas del Senado, Chuck Schumer, habló de un "Plan Marshall" para hospitales y el sistema de salud, y "seguro de desempleo con esteroides". El paquete de rescate de Estados Unidos es muchas veces mayor que el de la crisis financiera de 2008, que tuvo un volumen de $us 700 mil millones.

El Senado había discutido durante días sobre el paquete de ayuda. Los demócratas criticaron las medidas de protección por considerarlas inadecuadas para los empleados y la falta de control sobre cómo se brinda ayuda a las grandes corporaciones necesitadas. 

También pidieron más dinero para los hospitales amenazados con una sobrecarga dramática debido a la pandemia.

Estados Unidos se está convirtiendo cada vez más en el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus. Más de 68.500 infecciones y más de 1.030 muertes han sido confirmadas en el país. Según los expertos, lo peor está por venir en Estados Unidos.

Sin embargo, Trump está haciendo campaña para aflojar las medidas para limitar la pandemia lo antes posible, y ha dado a Pascua como una posible fecha. En repetidas ocasiones advirtió que una grave crisis económica desde el punto muerto podría tener consecuencias más devastadoras que la enfermedad viral en sí.