Escucha esta nota aquí

Los miembros de McLaren que estaban en cuarentena en Melbourne tras la anulación del Gran Premio de Australia, que habría debido tener lugar el 15 de marzo, regresaron a sus casas, anunció este jueves un portavoz de la escudería de F1.

"Nos sentimos felices de confirmar que desde ayer, todos los miembros del equipo que estaban confinados en Melbourne, así como miembros de la dirección del equipo que se habían quedado con ellos, volvieron a sus casas en total seguridad", hizo saber McLaren.

Son en total 16 miembros de la escudería británica que habían sido colocados en cuarentena durante 14 días a petición de las autoridades médicas australianas, uno porque había dado positivo al coronavirus, catorce porque habían estado "en contacto" con él y el último porque "había desarrollado síntomas durante el fin de semana" en el que debía disputarse el gran premio.

Tres miembros de la dirección de McLaren se habían quedado igualmente en Australia para apoyarlos.

Tras el anuncio de un caso positivo al Covid-19 entre su equipo técnico, la escudería de Woking había renunciado a participar en la prueba australiana, carrera inaugural de la temporada de Fórmula 1, precipitando su anulación.