Escucha esta nota aquí

El presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Gabriele Gravina, dijo que quiere que la temporada de la Serie A prosiga, aunque termine en agosto. "Haremos cuanto podamos para que el campeonato llegue al final, si es necesario pediremos a la UEFA y a la FIFA que vayan más allá del 30 de junio y que se juegue en julio o agosto", declaró Gabriele Gravina a Radio Marte.

"Es prematuro pensar en una fecha, pero debemos seguir siendo optimistas, incluso por la salud de los italianos", agregó.

Este jueves, el influyente presidente del Torino, Urbano Cairo, estimó en cambio que no es deseable ir más allá de finales de junio.

"Es normal intentar encontrar soluciones, pero la voluntad de terminar la temporada no debe llevarnos demasiado lejos en las fechas", dijo en una entrevista a La Gazzetta dello Sport.

"Considero que el 30 de junio es un límite a no franquear (...) Sufrimos esta temporada estropeada pero no debemos arriesgarnos a estropear también la siguiente. Julio me parece que es una hipótesis que puede complicar las cosas", añadió.