Escucha esta nota aquí

Tranquilo y sonriente, así salió el agente boliviano Eduardo Rodríguez Veltzé tras el cierre de los alegatos en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) este miércoles. "Toca cerrar el proceso", señaló y dejó en manos de los jueces de La Haya la resolución de la demanda de Bolivia.

El agente y expresidente dijo que Bolivia respetará el fallo que salga de este proceso y recordó que ambos países acudieron a este tribunal internacional respetando su jurisdicción.

Rodríguez evitó referirse a los argumentos que señaló Chile en la Corte pero ratificó que están convencidos en que "Bolivia tiene la razón" y que ahora toca esperar la evaluación de los jueces.

Finalmente, el agente boliviano hizo un llamado a los dos países a superar "muchos episodios" que los han enfrentado recientemente. "Tenemos que mirar a futuro", afirmó.

Por su parte, el coagente boliviano Sacha Llorenti, reiteró que Bolivia respetará el fallo y espera que Chile también lo haga.

Llorenti también envió un mensaje a los gobernantes chilenos y les pidió iniciar un diálogo que solucione todos sus temas pendientes "esperemos que nuestros pueblos se acerquen", señaló.