Escucha esta nota aquí

Toyota no solo es protagonista en el mundo de los automóviles y las vagonetas, sino también en el de los camiones. En ambos apuestando por los motores respetuosos con el medioambiente. En lo que a vehículos pesados, se está enfocando en el hidrógeno como fórmula efectiva para impulsar sus camiones. Por ello, es que acaba de presentar un camión con batería de combustible de hidrógeno en colaboración con Hino (otra marca parte del grupo Toyota Motor Corporation).

La compañía primero se asoció con Kenworth para colocar una celda de este tipo de combustible en un vehículo que ya está prestando servicio en Los Ángeles (EEUU) y ahora el trabajo que realiza con Hino da sus frutos.

Y es que Toyota e Hino empezaron a trabajar en el desarrollo de la pila de combustible de hidrógeno para camiones en 2003. La marca japonesa entiende que los vehículos de estas características tienen que tener un rango y capacidad de carga suficiente y un reabastecimiento rápido.

Dentro de su estrategia para disminuir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), han dado forma a un vehículo pesado que está basado en el Hino Profia FR1AWHG (un modelo que pesa 25 toneladas y mide 12 metros de largo, 2,5 de ancho y 3,7 de alto). Lo han equipado con un motor eléctrico síncrono que recibe la energía de la pila de combustible de hidrógeno. Éste irá almacenado en un nuevo tanque de gran capacidad y alta presión (70MPa). El sistema de baterías, por su parte, es el mismo del nuevo Toyota Mirai, un dato que permite estimar en 600 kilómetros la autonomía del camión.

En cuanto al chasis, Toyota e Hino han diseñado uno específico para reducir el peso integral del motorizado. De esa manera serán capaces de garantizar una capacidad de carga óptima y de equiparlo con un sistema de control de conducción que cuenta con las tecnologías híbridas de los vehículos pesados creadas por Hino.