Escucha esta nota aquí

Quiere tener 12 años eternamente y su plan es seguir pasando de puntillas sobre su edad. Ya en 2016 advirtió, en People, que quiere “permanecer eternamente ajena a la edad”. Así que no está claro si hoy Mariah Carey celebrará en familia y confinada a una fecha tan redonda como su cumpleaños 50.

La estrella recordó estos días que ya estuvo una vez en cuarentena después de que a su hermana le diagnosticaran el Sida. Su éxito 'One sweet day' (1995) es de aquella época y, además de mostrar su rutina diaria desde casa, compartió las preocupaciones de su melliza Monroe, de 8 años, que como, explica la artista, entre otras cosas está fascinada por cómo la gente arrasa en los supermercados con el papel higiénico.​​​​ Tampoco se sabe cuándo saldrá la biografía autorizada de la artista.

Con su gira cancelada por el coronavirus, el libro que compilará su vida sería una alegría para los fans y engrosaría aún más su cuenta bancaria en la que tiene unos 500 millones de dólares –los cálculos más a la baja fijan su fortuna en unos 320 millones–. 



En 2017 protagonizó esta portada y fue criticada 

De esa cantidad, 60 corresponden a los ingresos de su megaéxito navideño 'All I want for Christmas is you', con que cada año gana un par de millones en royalties. Así que Carey no necesitaría salir de casa nunca más y podría seguir grabando esos videos domésticos con los que últimamente se prodiga.​​

​Mariah saltó a la fama con 20 años, cuando su disco homónimo copó en 1990 las listas gracias a su cóctel de pop con r&b y hip hop y su rango vocal de cinco octavas, capaz de cubrir todas las notas de contralto y de soprano de coloratura. Su estilo puede gustar o no, su famosísimo y omnipresente tema navideño puede resultar empalagoso, pero Carey es la única artista que puede presumir de haber alcanzado el número uno de la lista Billboard en cuatro décadas diferentes.

La mezcla de la que hace gala en sus temas está en el ADN de esta neoyorquina, hija de la irlandesa Patricia Hickey, cantante de ópera y profesora de canto, y el venezolano afroamericano Alfred Roy Carey, ingeniero aeronáutico. La pequeña Mariah superó cantando el divorcio de sus padres, cuando tena tres años. Primero acompañó a su hermano Morgan en una banda. Luego formó parte del coro de la cantante pop Brenda K. Starr, que la animó a acercarse con sus maquetas a los ejecutivos de Sony o CBS.



Mariah Carey y Tommy Mottola, el día de su boda (1993)

Una de sus cintas llegó a manos del jefazo de Sony Music, Tommy Mottola, que había trabajado con Michael Jackson y Céline Dion. Mottola tomó a Carey bajo su protección y, aunque los separaban 20 años, su relación pasó rápidamente de lo profesional a lo personal. El primer álbum de la artista se convirtió en el disco más vendido de 1991, y su single, 'Vision of Love' fue directo al número uno de las listas de ventas con más de seis millones de copias. Ese año ganó los dos primeros premios Grammy de los cinco que tiene.

En 1993 la pareja se casaba, emulando la pomposidad de la boda del príncipe Carlos y lady Di. Estuvieron cinco años juntos y Carey no guarda buen recuerdo de aquella época. “No tenía libertad como ser humano. Era casi como estar presa”, Mottola ejercía un control total sobre ella. “Es posible que él deseara la caricatura de una novia niña”, llegó a decir la artista. El productor, que después se casó con Thalía, también reconoció que la relación fue “incorrecta e inapropiada”.

En 1998 la cantante se sintió seducida por Luis Miguel y sus boleros. Grabaron juntos la balada 'After Tonight', que el mexicano odiaba y que Carey incluyó en su álbum 'Rainbow'. Pero, el amor no fue tan fuerte como el ego y la pareja rompió en 2000. Un año más tarde, Carey fue hospitalizada por fatiga y en 2001 le diagnosticaron un trastorno bipolar que, en parte, explica la gestión errática de su carrera.


Entre 1999 y 2001 Mariah enamoró con Luis Miguel

La intérprete dice que no hubo muchos hombres en su vida: “No he tenido tantos, pero han sido muy variados". 

Sólo he estado con cinco personas, así que soy un poco mojigata, honestamente, en comparación con la mayoría que están en este medio”, explicaba en Cosmopolitan. Estuvo medio año con el rapero Eminem y luego con el actor y modelo Christian Monzon.

Cuatro años después, Mariah Carey se convirtió en pareja de Mark Sudack, productor de dos de sus álbumes. En 2008 se casó en las Bahamas con el rapero Nick Cannon, al que conoció rodando el videoclip de 'Bye Bye'. Se separaron en 2014, pero comparten ocio y vacaciones con sus dos mellizos, Morrocan Scott Monroe Cannon, de 8 años.

La última pareja conocida de Carey es Brian Tanaka, un bailarín de 36 años con el que salió tras romper con el magnate australiano James Packer. Al empresario, al parecer, no le convencían algunos de los aspectos más excéntricos de Mariah, especialmente su vena derrochadora. La artista pasó página vendiendo su anillo de compromiso, con un diamante de 36 quilates, por 1,8 millones de dólares.


Ver esta publicación en Instagram

Starting 327 with a new song 🎙💖 #stayhome

Una publicación compartida de Mariah Carey (@mariahcarey) el