Escucha esta nota aquí

“En el avión subieron 445 personas y 24 tuvieron que quedarse e intentaremos que viajen mañana (por este sábado)”, señaló a EL DEBER el cónsul de Alemania en Santa Cruz, Michael Biste respecto a los ciudadanos alemanes que hoy a las 19:40 fueron trasladados a su país.

El avión Jumbo 747 con capacidad para 450 pasajeros de la empresa española Vamos Air, y con una autonomía de vuelo de 13 horas, fue contratado por el Gobierno alemán para llevar hasta Frankfurt, Alemania, a los ciudadanos y residentes de ese país que estaban en distintos departamentos de Bolivia.

Biste señaló que 24 se quedaron por falta de espacio en el avión, debido a que algunos pasajeros iban con niños y adultos mayores, por lo que se priorizó que estos viajen. Asimismo, dijo que todo el plan de abordaje se realizó con normalidad y que los que se quedaron lo hicieron con buen ánimo y con comprensión, además de que tienen dónde quedarse en Santa Cruz. Explicó que se intentará que los 24 puedan viajar en un vuelo que este sábado por la tarde volará con ciudadanos franceses y de otras nacionalidades.

El cónsul señaló que entre los que no pudieron viajar hay ciudadanos alemanes y austriacos.

Por otra parte, destacó la labor de las autoridades aeroportuarias, policiales, de Migración, del Gobierno y de todos los que intervinieron para hacer posible que sus compatriotas puedan retornar a su país.

A su vez, el jefe de aeropuerto, Adid Cabrera, señaló que estos vuelos extraordinarios se realizan en medio de la pandemia con la finalidad de que los extranjeros puedan retornar a su país dada la situación de emergencia sanitaria que vive Bolivia. Asimismo, pidió a la ciudadanía no difundir informaciones falsas de que los vuelos que vienen a llevarse a extranjeros vienen con pasajeros.