Escucha esta nota aquí

Neymar vive en contradicción permanente. Las polémicas parecen estar atadas a varias de sus actitudes. Y ahora, en medio del coronavirus y tras enviar desde su casa un mensaje aplaudiendo a los médicos por sus tareas, se muestra en una cancha de arena de vóley de playa junto a otras cinco personas, como si desafiara la cuarentena.

Neymar dejó Francia en medio de la pandemia y regresó a Brasil, donde transita sus horas mientras el coronavirus se cobra en su tierra cada día más afectados. Sin embargo, desoyendo los consejos de la Organización Mundial de la Salud (o tomando las palabras del presidente Jair Bolsonaro de que "Brasil no puede parar"), el futbolista se mostró con sus amigos bastante lejos de las normas de seguridad sanitarias que se piden seguir.

El brasileño se muestra en las fotos que subió a su red social Instagram junto a varios amigos, tomando el sol en esa cancha y, posteriormente, sentados en un banco, uno al lado del otro. Hace cuatro días, además, se había mostrado jugando al paddle y el ex futbolista de Barcelona y la selección española Carles Puyol le respondió: "Cuando quieras, jugamos".

"Cansados, pero felices. Terminó el entrenamiento de hoy", publicó Neymar junto a las fotos. Dani Alves, su excompañero en Barcelona y también en el seleccionado, lo festejó con una sonrisa y le reclamó con una broma sobre un amigo en común: "Pone a Ricky un poco más al sol". (minutouno)