Escucha esta nota aquí

La nueva presidenta de la Federación Británica de Atletismo, Joanna Coates, no quiere "medallas a cualquier precio", después del periodo turbulento de Uk Athletics, explicó en una entrevista publicada este domingo.

"La oportunidad de cambiar un deporte y de hacer de nuevo que la gente esté orgullosa es una cosa a la que no me podía resistir", señaló en la edición dominical del diario británico Telegraph.

"Escribí una lista de cosas que quería cumplir antes de comenzar y la primera fue que la percepción cambie. No quiero medallas a cualquier precio", dijo.

UK Athletics estuvo en el centro de la polémica el año pasado por el antiguo entrenador de la estrella británica Mo Farah, el polémico Alberto Salazar, suspendido cuatro años por incumplir las reglas antidopaje.

Esta sanción provocó la salida del director de rendimiento de UK Athletics, Neil Black, que había calificado al técnico de "genio".

La ausencia de intervención de UK Athletics fue criticada y Joanna Coates, que procede del netball -deporte derivado del básquetbol muy popular en Gran Bretaña-, quiere restaurar la confianza en la federación.

"El consejo de administración me ha dado la posibilidad de hacer cambios y asegurar que la federación regrese donde debe estar", señaló.

"Habrá cambios mayores, no solo a nivel de personas. También políticos, de procedimiento, contactos con las otras organizaciones...", precisó.