Escucha esta nota aquí

Ante el momento crítico que atraviesa el país a causa de la expansión del coronavirus, las iniciativas del sector empresarial desafían a dar respuesta y soporte a las necesidades que surgen para combatir a la enfermedad que tiene en vilo al sistema de salud global y que en Bolivia tiene una cifra confirmada de 81 infectados (hasta el 28 de marzo).

Datos de las empresas del sector exhiben que, a raíz de la emergencia sanitaria, la demanda de alcohol en gel se multiplicó diez veces, mientras la de jabón líquido se triplicó. La nueva dinámica desencadenó en un doble desafío: el de la producción y la logística de distribución. 

“Desde el primer momento de la crisis e incluso antes de que se decretara  la cuarentena, extremamos nuestra capacidad de producción de jabón líquido, alcohol en gel, desinfectantes y detergentes, de manera que se pueda asegurar el abastecimiento”, señaló Fernando Ciarrocca, gerente general de la multinacional Unilever en Bolivia.

El ejecutivo agregó que en estos momentos la producción es clave, pero garantizando prioritariamente la seguridad y las condiciones de salud de los trabajadores. El reto generado por la crisis sanitaria llevó a la compañía a reforzar su plataforma de e-commerce y de venta telefónica para hacer envíos a domicilio, al igual que contar con nuevas rutinas de limpieza y desinfección.

En días pasados, desde la Cámara de Industrias de Cochabamba indicaron que las empresas del sector están listas para responder a la demanda de alcohol en gel y otros artículos de limpieza y desinfección. El dirigente Ramón Daza apuntó que la flexibilización en la importación de cloro y otros químicos para la fabricación de estos productos es clave.

La misma respuesta emergió desde la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa. Los productores manifestaron que están a la espera y ser tomados en cuenta para la elaboración de productos de limpieza y otros artículos textiles para los trabajadores de salud.