Escucha esta nota aquí


En la localidad de Chochís, distante 40 kilómetros de Roboré, como en varios otros lugares del país, los pobladores empiezan a desesperarse por la falta de algunos alimentos. Un video que circuló a través de redes sociales, grabado por un poblador de Chochís, muestra que la gente se queja por la falta de alimentos, las dificultades para trasladarse en vehículos a otros poblados y el supuesto encarecimiento de algunos productos.


EL DEBER se contactó con el subalcalde de Chochís, Franklin Rivero, quien indicó que los principales problemas en esa población son dos: la dificultad de algunos asalariados para cobrar su sueldo en Roboré, debido a que solo se les permite ir dos veces a la semana y, también, la falta de algunos alimentos, sobre todo de verduras.


“Pedimos que una comisión del Banco Unión venga a Chochís para pagar salarios y la Renta Dignidad; creemos que eso es lo más viable”, pidió el subalcalde y aseguró que se están haciendo las gestiones para ello.


Señaló que hay otros productos, como la carne y leche que se producen allí mismo, y otros como yuca y frejol de quienes tienen sus chacos.

Lo que negó rotundamente es que está habiendo sobreprecio en la venta de algunos productos. “Personalmente he estado yendo a las ventas a controlar e instar a los propietarios para que no suban los precios”, aseveró. 


Lo que sí hubo, dijo, y también se controló, fue un intento de subir el precio de la garrafa de gas, pero se acordó con el distribuidor que no cobre más de Bs 30 por garrafa, como es normal en ese pueblo.

En Chochís viven unas 1.400 personas y la cifra llega a 2.000 considerando las comunidades aledañas de Motacucito, Peniel y Portón.