Escucha esta nota aquí

El Banco de Sangre requiere diariamente entre 100 y 150 unidades de plasma para cubrir la demanda local en Santa Cruz y, en estos momentos de cuarentena por el Covid-19, solo consigue 30 unidades por día de donantes voluntarios, por lo que la administración del centro irá por la valiosa sustancia a los barrios.

La demanda por el hemocomponente ha disminuido en estos días de aislamiento obligatorio porque las cirugías programadas en los hospitales han sido aplazadas. Empero, el Banco de Sangre quiere prevenir que no falte, puesto que no se sabe hasta cuándo se extenderá la cuarentena.

Por lo tanto, dos unidades móviles han sido habilitadas para salir desde mañana a recolectar el plasma de las personas que de forma voluntaria extiendan el brazo en sus domicilios, en villas o en condominios.

“Por el momento contamos con las unidades de sangre necesarias, pero queremos prevenir la situación de escasez. Por eso buscamos donantes. Los hospitales siguen con pacientes críticos. La sangre es requerida por pacientes del Oncológico, del San Juan de Dios, del Hospital de Niños, de la maternidad y de centro asistenciales de las provincias. Diariamente requerimos entre 100 y 150 donantes de sangre, que distribuimos todos los días en el departamento”, dijo el director del Banco de Sangre, Yitzhak Leigue.

Colecta móvil

Leigue instó a los donantes habituales y a la comunidad en general, comunicarse con la dirección del Banco por medio de la línea telefónica 333-2070 para coordinar la visita de las unidades móviles a las casas de los interesados en prolongar la vida de sus semejantes.

“El banco cuenta con un equipo de profesionales capacitados, que utilizarán indumentaria de bioseguridad para ir a las urbanizaciones, condominios, barrios o donde grupos familiares en los que haya personas con capacidad para donar”, manifestó Leigue.