Escucha esta nota aquí

"Como cuerpo técnico estamos esperando qué pueda pasar en lo posterior, nosotros al igual que el resto del país estamos cumpliendo con la cuarentena, con la fe de que Dios permita que pase todo esto. No estamos al margen de lo que pueda suceder con el campeonato, podemos tener una opinión, pero no la toman en cuenta, por lo que los dirigentes son los que definen qué es lo que mejor convine a cada equipo", dijo José Enrique Peña, director técnico de Real Santa Cruz.

Al igual que el resto de los planteles bolivianos y el mundo el elenco cruceño frenó los entrenamientos y los protagonistas siguen al pie de la letra las instrucciones del Gobierno nacional de quedarse en casa, pues el coronavirus también llegó al país y ya se registraron muertes, por lo que se paralizó toda actividad incluyendo el deporte, algo inédito para muchos.

Pero las instrucciones para los jugadores no terminaron ahí, cada uno tiene un plan de entrenamientos físicos que deben desarrollarlos en estos días de cuarentena y en sus casas, pero también es verdad que estos trabajos no reemplazarán la preparación técnica y táctica, hecho que no deja de preocupar a los cuerpos técnicos de los 14 clubes.

"El fútbol es dinámico, el jugador tiene que estar atento como una máquina y mostrar su profesionalismo, no puede estar parado ni tres días y queda muchos para seguir realizando los trabajos que se les envía, hoy eso nos permite la tecnología. Ellos son los protagonistas de este deporte", agregó el entrenador.

Subrayó que después que pase este mal momento, si bien los jugadores están realizando entrenamientos físicos necesitarán un tiempo para volver en competencia. El elenco cruceño ocupa la décima tercera posición del Campeonato Apertura con 12 puntos tras jugarse la misma cantidad de partidos, el lugar no disgusta al entrenador, ya que el plantel apenas conoció que subió de categoría tuvo una semana aproximadamente para rearmar líneas y enfrentar el torneo profesional.

"Estamos a nueve puntos de los punteros (The Strongest y Always Ready, que tiene 21 unidades), el equipo en el camino se hizo fuerte, si deciden terminar el torneo hasta donde se jugó no tendremos problemas, si se continúa pelearemos para escalar posiciones, pero ahora todos estamos concentrados que pase esto, una situación tan complicada, gente que está sin trabajo, que no tiene para llevarse un pan a la boca, pero esto también nos permite reconocer que hay un Dios creador del cielo y la tierra, es un momento para reflexionar", añadió.

Peña aclaró que cuenta con un plantel que está dispuesto a dar pelea en este campeonato, pero también reiteró que están atentos a las disposiciones de los directivos de los 14 clubes que tienen una reunión pendiente. De igual manera esperan que la dirigencia del plantel pueda colocarse al día con los sueldos, pues antes del receso obligado del campeonato el equipo enfrentó las dos últimas fechas sin trabajar.

Añadió que el momento adverso que vive el país también le dio cosas buenas, pues "nunca había pasado tanto tiempo con mi familia disfrutado y jugado con mis hijos", también le sirvió para analizar qué hizo hasta la fecha.