Escucha esta nota aquí

El coronavirus se ha cobrado una nueva víctima: el Salón de Detroit 2020. La edición de este año, que iba a ser la primera vez que se celebrara en verano, ha sido cancelada y el centro de convenciones donde se iba a realizar se convertirá en un hospital para atender a los afectados por el virus.

Varias fuentes apuntan a que el North American International Auto Show (Naias) ha sido cancelado debido a la expansión del coronavirus en Estados Unidos, el país más afectado del mundo con más de 120.000 casos positivos y más de 2.200 víctimas. Si bien la organización del evento aún no ha confirmado su suspensión, tanto Ford como General Motors han reconocido la noticia.

El director de comunicación de Ford, Mark Truby, dijo a The Detroit News: “Apoyamos totalmente a los organizadores del Naias en su cancelación”. Agregó que "la salud y la seguridad de nuestra comunidad… es nuestra principal prioridad” y “esperamos ver el regreso del evento en 2021”.

En lugar de reunir vehículos nuevos y prototipos, el TCF Center se transformará en un hospital improvisado para tratar a personas con covid-19. En una conocida red social, el US Army Coprs of Engineers Detroit District confirmó que la Guardia Nacional de Michigan y las agencias estatales y federales visitaron el centro de convenciones el pasado sábado para planificar cómo convertir el complejo en un 'centro de atención alternativa' para los pacientes.

Se cree que esta medida se ha tomado debido a que varios hospitales en el sureste de Michigan se están acercando a su aforo máximo. Ese estado se ha visto muy afectado por el coronavirus, ya que hasta el fin de semana contabilizaba 4.650 casos y 111 víctimas mortales, cifras que continúan aumentando y que han llevado a Donald Trump a declararlo como zona catastrófica.

El Salón de Detroit 2020 se iba a celebrar entre el 9 y 20 de junio, lo que suponía que este año iba a ser el primero en el que el evento se celebraría en verano y no en enero, una decisión que se tomó ante la disminución de los asistentes y expositores en las últimos versiones debido a las inclemencias meteorológicas que golpean Detroit cada invierno y a que su celebración coincidía con la del Consumer Electronic Show de Las Vegas, un evento con una asistencia cada vez mayor que estaba eclipsando al Naias.