Escucha esta nota aquí

Las comunidades indígenas ayoreas solicitan al Gobierno que los incorporen como beneficiarios de la canasta familiar de Bs 400 que serán entregadas a las familias de escasos recursos. Advierten que actualmente este monto no será recibido por las más de 250 familias que se encuentran asentadas en la capital oriental.

“En las comunidades nos dicen que si no morimos por la enfermedad, seguramente moriremos de hambre, porque ya se siente; mucho más cuando nos están prohibiendo salir a trabajar y los ayoreos vivimos por el pan de cada día”, señaló el presidente de la Canob, Manuel Chiqueno, en referencia al Decreto Supremo 4200 que define otorgar la canasta familiar, beneficio que se cumplirá en efectivo y no así en especies.

Según la Canob, la mayoría de los indígenas ayoreos al momento no acceden a la Renta Dignidad, al Juana Azurduy ni al bono para las personas con discapacidad grave y muy grave otorgado por el Estado, por lo que la dotación de la canasta familiar durante la cuarentena, no los alcanzará, agravando su situación de vulnerabilidad.

“Estamos defendiendo un derecho porque ya se siente el hambre. Antes comíamos cuatro veces y ahora solo comemos dos, y tampoco tenemos ningún tipo de apoyo”, expresó.

La semana pasada, los indígenas ayoreos, asentados en el municipio de Concepción, protestaron exigiendo se les permita desarrollar sus labores cotidianas debido a la imposibilidad para ellos de cumplir la cuarentena sin percibir ningún ingreso económico.