Escucha esta nota aquí

Era cuestión de tiempo que saliera una película relacionada con el coronavirus. Lo que la mayoría no imaginaba era que se rodara en plena pandemia. Se titula 'Corona' y detrás del filme está el guionista y director de 'Unmasked', Mostafa Keshvari.

El cineasta canadiense, de origen iraní, explicó al medio especializado The Hollywood Reporter que comenzó a escribir la película cuando surgieron las primeras noticias del virus desde China. Por supuesto, admite, no pensaba que todo fuera a llegar a la situación actual, aunque sí pensó que podía tener un filón cinéfilo.

Se empezó a filmar en Vancouver a principios de año, antes de que la OMS calificara la Covid-19 de pandemia global y de que se confinaran varios países en el mundo. Originalmente, el creador planeaba enviar su película (que dura 63 minutos) a varios festivales de cine, sin embargo, esto no será posible. La idea, ahora, es lanzarla en streaming.

'Corona' se convierte en la primera película inspirada en la situación actual, adelantándose así a otras producciones que están todavía en proceso como la apocalíptica sátira 'Corona Zombie'.

La trama gira alrededor de un bloque de vecinos y transcurre en un ascensor, donde todos ellos acaban encontrándose en un momento u otro. Algunos discuten si una de las vecinas, de ascendencia china, es o no portadora de la Covid-19. El egoísmo de todos ellos, así como sus prejuicios raciales, llegan a su máximo esplendor cuando empiezan a enfrentarse entre sí por culpa del coronavirus.

“La idea surgió cuando estaba en un elevador leyendo las noticias sobre el ataque de turistas chinos y pensé que podía hacer una película en un elevador”, declaró el director. “Esto empezó cuando todavía hablábamos de un 'virus chino'. Ahora todos pueden tenerlo, así que ya no es un problema racial. Toda la raza humana tiene que juntarse para derrotar al virus. Si el virus no discrimina, ¿por qué nosotros sí lo hacemos?”, agrega.

Keshvari adelantó al citado medio que la cinta está grabada en un único plano secuencia. Este detalle técnico ya ocurrió en la premiada mejor película en los Óscar, '1917'. La cinta de Mostafa es de bajo presupuesto y fue producida en apenas 10 días. Para algunos críticos la película es "innecesaria, prematura e irrespetuosa", aunque el director argumentó que se trata de una exploración al miedo y una crítica al racismo.