Escucha esta nota aquí

En el barrio Terrado del Plan Tres Mil encontramos dos dramáticas historias. La primera es de una mujer con cinco hijos menores, uno de ellos con capacidades diferentes (tiene parálisis), que fue auxiliada por la Policía. La segunda, tiene que ver con un albañil, también con cinco hijos menores, uno de ellos en condiciones especiales.

Tatiana Ovando Céspedes, es madre soltera de cinco niños y vive en un cuarto donde funciona una iglesia evangélica, en el barrio Terrado III, de la zona del Plan Tres Mil. El mayor de sus hijos tiene 11 años; es seguido por otro de 9, una niña de 8, otra niña de 6 que padece de parálisis y un bebé de seis meses. Abandonada por su pareja, vive duros momentos pues no tiene dinero para alimentar a sus hijos. Estaba pasando por un mal rato, sin ningún alimento, hasta que un vecino se comunicó con la Policía que llegó hasta el lugar para auxiliarla con la comida.

El vecino José Luis Guardia tomó contacto con la Policía y relató el drama de la mujer. De inmediato el coronel Milben Lara Quinteros, jefe de Relaciones Públicas, y en representación del Comando de la Policía, acudió hasta el lugar con agentes y entregó alimentos a la mamá, que junto a sus niños, recibió la donación con alegría.

“Estuve orando a Dios porque no tenía para mis hijos en estos momentos... soy sola. Por la cuarentena ya no encontraba qué hacer, los niños estaban sufriendo, pero Dios es grande. Agradezco a la Policía por su ayuda”, dijo Tatiana, rodeada por todos sus hijos.

Milben Lara manifestó que es un honor poder ayudar a quienes más lo necesitan "en estos momentos duros por los que atraviesa la humanidad”, dijo.

Al final, no solo que hubo ayuda oportuna para la mamá soltera, sino que José Luis Guardia se hizo acreedor de un permiso para movilizarse en su vehículo para ayudar a la señora para cualquier necesidad en adelante.

Papá con cinco hijos


Rubén vive en la misma zona y pide solidaridad para alimentar a sus cinco hijos.

Es otra historia similar en una precaria vivienda, ubicada a unas cuatro cuadras en la misma zona del Plan tres Mil. Rubén vive solo con sus cinco hijos, una de ellos con parálisis. "Mi esposa se fue a trabajar a Chile. Yo soy albañil, pero hoy no hay trabajo por la cuarentena y no puedo hacer nada porque mis niños son menores y una es especial”, dijo.

El hombre solo consigue dar de comer a sus hijos por la solidaridad de vecinos y pide ayuda a las autoridades, por lo menos mientras dure la cuarentena por el coronavirus.

La Policía habilitó la línea gratuita de 800140237 para cualquier llamado de auxilio de adultos mayores o personas que tengan una necesidad importante.