Escucha esta nota aquí

Un total de 55 cadáveres fueron hallados a bordo de tres embarcaciones en las que viajaban migrantes que intentaban entrar a Europa atravesando el Mediterráneo, informó este miércoles la guardia costera italiana.

Según los servicios guardacostas italianos, en la jornada fueron auxiliados unos 3.000 migrantes. Al menos se realizaron 10 tareas de salvamento a embarcaciones precarias o neumáticas en dificultades, en el canal de Sicilia y no lejos de las costas libias.

Un portavoz de la guardia costera confirmó que el barco sueco Poseidón rescató con vida a 439 personas. En la bodega se encontraron 51 cadáveres de migrantes que, al parecer, murieron intoxicados por las emanaciones de los motores del barco.

Los socorristas italianos señalaron la muerte de otras cuatro personas, entre ellas tres mujeres que se hallaban en una lancha neumática con 120 inmigrantes y refugiados a bordo, la cual fue asistida por un buque de la marina italiana.

La crisis migratoria, entre las más graves de la historia reciente de Europa, está desbordando a Italia. Las operaciones de socorro se multiplican, según reconoció la guardia costera italiana.

Los barcos de la operación Tritón tienen sólo la misión de proteger las fronteras exteriores de la Unión Europea, aunque Italia los involucra en los rescates humanitarios apelando al artículo 98 de la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar, que obliga a salvar cualquier vida en peligro en el mar.