Escucha esta nota aquí

La crisis económica y dirigencial que atraviesa San José cada vez se agudiza más, y parece no salvarlo ni los buenos resultados que ha conseguido el equipo en sus últimos siete encuentros del torneo Apertura, con cinco triunfos y dos empates (octavo en la tabla). “Es grave la situación que vivimos, porque en San José la mayoría de los jugadores no tienen para comer. A los que estamos desde el pasado año nos deben ocho meses de sueldo”, aseguró Jorge Leonardo Toco, el marcador central del santo.

Para el defensor el confinamiento por el Covid-19 terminó de liquidar las esperanzas de cobrar algo que tenían: “La cuarentena nos golpeó más a nosotros. Hasta antes de que la decretara el gobierno se nos venían dos partidos de local ante el The Strongest y Always Ready, cuyas recaudaciones iban a ser destinadas para el plantel. De esa manera íbamos a recibir algo de dinero”.

Relata que “gracias a Dios nos dieron tres días libre luego de ganarle a Blooming po 1-0, cabalmente después se decretó la cuarentena y los que nos fuimos a nuestros distritos ya no volvimos. De lo contrario, estuviéramos sufriendo todos de hambre en Oruro. Los que más mal la están pasando por las urgencias económicas son los que no están en sus distritos”.

En pleno relato Toco, que se encuentra en su casa en Santa Cruz, se frena para darse un impulso y seguir contando su drama y la de sus compañeros. “Es increíble, pero ni el premio por salir campeón en 2018 nos pagaron completo. Solo nos dieron el 45% del monto”, dijo.

Los juveniles y los que ganan menos en San José están subsistiendo con los préstamos que le hacen los compañeros. En los últimos días se ha estado hablando de que un grupo de empresarios asumirá el mando el club y esa es la única esperanza de que la situación mejore. “Solo queda esperar que sea cierto, otra no nos queda. La verdad que el fútbol es tan lindo, que no se merece que lo dañen así por las malas administraciones”, concluyó Toco.