Escucha esta nota aquí

Guabirá sabe que no debe perder el tiempo, pues sus jugadores y cuerpo técnico deben volver con todo cuando se reinicie el Apertura para mejorar la posición undécima en la que se encuentra. Por eso, es que desde el comienzo de la cuarentena para evitar la propagación del Covid-19 los jugadores han estado trabajando en casa con la rutina que de lunes a sábado le entrega el preparador físico argentino Adrián Carrión. A ello, el azucarero ha sumado una nueva herramienta a sus entrenamientos, el Zoom, que permite realizar videoconferencias, con la pantalla compartida para un máximo de 100 personas.

Esta ayuda tecnológica ya fue probada el miércoles y viernes, dejando satisfechos al cuerpo técnico que comanda Víctor Hugo ‘Copito’ Andrada, y al plantel. De esta manera, se fortalece el trabajo grupal. La duración de que cada entrenamiento por intermedio del Zoom fue de 40 minutos.

“Con esto hemos intensificado más el trabajo. La intención es volver con todo para ascender en la tabla del Apertura. La experiencia con el Zoom la vamos a seguir aplicando de aquí para adelante”, sostuvo Marcos Andia, afirmado como titular en Guabirá y de marcador central, una posición en la que se desempeñó en sus inicios, pero una vez en la División Profesional venía jugando de volante de marca.

Andia explica que los trabajos diarios que les dan tienen una duración de una hora y media a dos. “Nos han dicho que si cumplimos con la rutina no aumentaremos de peso y nos mantendremos en buen estado físico. Claro que también estamos cumpliendo un régimen alimenticio”, afirma el defensor, que fue uno de los refuerzos que llegó al rojo está temporada. Su último equipo fue Nacional Potosí.