Escucha esta nota aquí

La tradicional campaña televisiva chilena Teletón, para ayudar a niños con discapacidad, logró recaudar 40 millones de dólares entre el viernes y la madrugada de este domingo, en una inédita edición condicionada por la pandemia de coronavirus.

La campaña tenía que realizarse en noviembre, pero las violentas protestas que estallaron en Chile obligaron a la organización a posponer el evento que se realiza en el país desde hace más de cuatro décadas.  

La fecha actual presentó nuevos desafíos, en momentos en que parte de la población está en cuarentena total por el Covid-19, que suma en el país un total de 4161 contagios confirmados, con 27 muertos. 

Con una extensión reducida a bloques, a diferencia de las acostumbradas 27 horas ininterrumpidas, sin público y con la mayoría de sus animadores transmitiendo desde sus casas, la Teletón superó la recaudación de su anterior versión en 2018, para asegurar la continuidad de una extensa red de centros de recuperación de niños con discapacidad.

"Superamos la meta y le garantizamos un año y un poco más de vida a toda la gente que trabaja en la Teletón y a todos nuestros pacientes", celebró el popular animador de televisión Mario Kreutzberger, conocido como "Don Francisco", quien lidera esta iniciativa desde sus inicios y por primera vez lo hizo desde su casa.

Definida como "la versión más difícil" de su historia, esta vez no hubo público en el tradicional teatro Teletón, desde donde se transmite, y solo dos animadores se turnaron sobre el escenario.

Varios artistas, entre ellos Juanes, el "Puma" Rodríguez o Miryam Hernández, actuaron desde sus casas. Ante el cierre de los bancos por la pandemia, las donaciones solo se recibieron de forma electrónica.