Escucha esta nota aquí

El piloto Juan Carlos Salvatierra viene cumpliendo la cuarentena, debido al coronavirus, junto con su familia realizando actividades que antes, por falta de tiempo, no podía hacer en casa, como cocinar. Ahora Chavo esta aprendiendo a hacer esa tarea aprovechando las horas libres que tiene.

“Estoy aprendiendo a cocinar, ya que a mis hijas les gusta la cocina; ya hice pizza con masa cacera y todo. Otra cosa que hago con mis niñas es su entrenamiento funcional para su deporte que es el tenis, ya que su profesor les envía el trabajo que deben hacer en casa”, contó Chavo.

El reconocido deportista cruceño está casado con María Fernanda Cabrera y es padre de tres niñas: Camila (11 años), Emilia (9 años) y Victoria (8 meses).

En los ratos libres jugamos con el celular y miramos videos, ya que no podemos hacer lo que a ellas les gusta tanto, que es ir al campo, eso están extrañando mucho”, manifestó.

Sobre sus planes en el ámbito netamente deportivo, Chavo reconoció que todo a quedado en la nebulosa debido a la pandemia de coronavirus. Este año tenía previsto competir en las pruebas internacionales en cuadriciclos y en las competencias locales en UTV.

No sabemos qué va a pasar, todo se ha suspendido y esta situación es a nivel mundial. No queda más que esperar para que cuando todo vuelva a la normalidad hagamos una nueva planificación”, explicó Chavo.

Este tiempo que el deporte está parado debido al Covid-19, lo viene aprovechando bien para recuperarse completamente de la fractura que sufrió en la mano derecha, en la primera prueba internacional que venía tomando parte, en San Juan, Argentina.

El accidente que sufrió fue hace exactamente dos meses, en la carrera denominada South American Race. “Ya estoy bien. Me he recuperado favorablemente y con ganas de volver a correr”, finalizó.