Escucha esta nota aquí

Karen Velasco de Hesselbarth asegura que es normal que los monitos capuchino merodeen su jardín, así como lo hacen otras especies como tucanes, incluso víboras, pues vive en el Urubó, al lado de una cañada . Sin embargo, que una manada de ocho ágiles primates endémicos del centro y sur de América tomen su jardín e interactúen con sus hijos en plena cuarentena ha sido por demás de llamativo

Otros vecinos de la misma zona confirman que suelen ver este tipo de animales, pero no en la cantidad que ahora se ven. "Pareciera que con el encierro del hombre, los animales están más a gusto y más confiados porque salen a las vías y hasta se entran a las casas", comenta una vecina que prefirió no ser identificada. 

En cuanto a Karen y sus hijos, un niño de cinco años y una pequeña de cuatro, intentan que sus vidas no se vean tan cambiadas. La joven madre reconoce que está un tanto angustiada, tratando de explicarles a sus hijos el momento por el que está pasando todo el planeta. "Mi esposo trabaja en el área de salud y casi todos los días tiene que salir. Mis hijos por las mañanas hacen sus tareas del kínder y por las tardes aprovechamos para ver a los monitos y darles de comer", comenta.

La dueña del video que está empezando a circular por redes en el que se ve a sus hijos muy cómodos con los capuchinos, cree que ahora les tocó a los humanos estar en la posición de los animales que están encerrados en el Zoo. "Yo tengo una teoría, que esta tierra no nos pertenece ni nos necesita. Somos nosotros los que la necesitamos y sin embargo, somos los más grandes depredadores de este planeta".

Aun así, esta vecina del Urubó es optimista. "Vamos a poder superar esta situación", dice, y reconoce que le da mucha pena la ignorancia de muchas personas que no ven y no creen lo terrible que es este virus y que creen que se trata de algo político. 

Concluye diciendo: "Dios no nos va a dejar solos en esta lucha, no va a ser fácil, pero vamos a salir. Muchas bendiciones para todos y cuídense, no salgan de sus casas a no ser que sea realmente urgente".