Escucha esta nota aquí

Bendijo el nuevo Palacio de Gobierno. El cardenal Toribio Ticona abogó este jueves para que existan "casas grandes del pueblo en todos los departamentos", pese a que antes criticaba la obra.

El purpurado, que fue uno de los invitados del presidente Evo Morales en la entrega de la colosal infraestructura, pidió unidad a los bolivianos, tras realizar una oración.

Hace un par de meses, el obispo emérito de Porco sostuvo que la obra, que costó cerca a 240 millones de bolivianos, era demasiado "lujo" y "ostento", ahora se mostró a favor del edificio en la sede de Gobierno.

Hace algunos días también señaló, a El Deber, que quizá la idea de la construcción no era idea del jefe de Estado, sino de sus colaboradores, reiterando su pedido de trabajar por los más necesitados.