Escucha esta nota aquí

Carlos Quinquiví

Las familias más necesitadas de comunidades rurales y barrios de poblaciones chiquitanas, como Concepción, San Ignacio de Velasco, Santa Rosa de la Roca, San Matías y Ascensión de Guarayos vienen recibiendo alimentos, gracias a la ayuda de la Cámara Forestal de Bolivia (CFB). Esta ayuda solidaria se suma a otras campañas que realizan el Comité Cívico, Alcaldía municipal, ganaderos, comerciantes mayoristas y ciudadanos solidarios.

El presidente de la CFB, Diego Justiniano, manifestó que la iniciativa privada está presente para ayudar en momentos difíciles a cientos de familias pobres de esta región de Santa Cruz, que está acatando la cuarentena decretada por el Gobierno debido a la pandemia del coronavirus.

La campaña llegará a unas 2.500 familias. La entrega de víveres comenzó en San Ignacio de Velasco y en comunidades rurales, como La Estrella y San Martín habitadas por campesinos quechuas, aimaras y chiquitanos. También se entregó en Santa Rosa de Roca, este miércoles continuará en San Matías y, finalmente, en Ascensión de Guarayos, dijo Justiniano.

La cruzada solidaria llegó a instituciones, como la Fundación de Ayuda Social San Ignacio de Velasco (Fassiv), que alberga a cerca de 400 niños con capacidades diferentes y a la Asociación de Carpinteros.

En esta tarea están colaborando funcionarios de la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT).