Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que una empresa de alimentos devolverá el dinero que la Policía Boliviana pagó por el suministro de 83.000 quintales de harina, transacción en la que existió un presunto sobreprecio y por la que se aprehendió al excomandante de esa institución, Luis Cerruto. 

"No hay daño económico al Estado, porque si bien por un lado la Policía habría adelantado un monto de cinco millones de bolivianos, la empresa ha presentado formalmente una propuesta para restituir ese monto", dijo en conferencia de prensa. 

Durante la pasada jornada permaneció en celdas judiciales el exjefe policial por un proceso de investigación referido al delito de daño económico al Estado. Otras personas fueron ya fueron imputadas por el hecho de corrupción. 

Esperemos que la investigación del Ministerio Público avance, no solamente a esta persona sino a quien había sido detenida preventivamente que es la asesora jurídica que participó de la firma de contrataciones”, agregó Romero.

La exsubcomandante de esa institución, Rosario Chávez, denunció hace un par de meses que en la institución policial existe nepotismo, abuso de autoridad, tráfico de influencias, compra ilegal de víveres de dotación al interior del Comando General, violencia y corrupción.

Romero reaccionó sorprendido ante las aseveraciones de la exjefa del verde olivo y explicó que "sorprende que la generala diga que el caso Cerruto confirma sus denuncias, ella nunca denunció cuando era comandante".