Escucha esta nota aquí

Efectivos de la Policía de Tránsito realizaron, la madrugada de este viernes, un operativo de control a conductores y a buses que recorren rutas interdepartamentales y provinciales. Hasta la terminal Bimodal, lugar del control, llegó un chofer de la flota San Silvestre cuyo test de alcoholemia dio positivo.

El coronel Luis Carlos Chumacero, director departamental de Tránsito, dijo a un medio televisivo que este operativo busca evitar que conductores ebrios estén al mando de un volante. Desde las 4:00 hasta las 7:30 en que se realizó el control, un chofer fue arrestado por esta causa.

Explicó que los conductores ebrios se exponen a que sus licencias de conducir sean suspendidas por un año y que hasta pueden ser inhabilitados, esto luego de comparecer ante la justicia.

En el operativo la Policía también controló a los menores que viajaban, si tenían la respectiva documentación y con quién iban acompañados esto, explicó Chumacero, para evitar la trata y tráfico de niños.