Escucha esta nota aquí

La alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, expresó su preocupación por la desatención, según ella, del Gobierno central a los vecinos de la capital cruceña, donde ciertos sectores de la población incumplen con la cuarentena por el coronavirus ante la pasividad de las fuerzas del orden, socavando el esfuerzo de las autoridades locales para contener la pandemia global.

“Hoy hemos notado una ciudad donde todo el mundo caminaba. Había gente en los mercados, sin el control de la Policía ni del Ejército. Vuelvo a solicitar reunión con el ministro de la Presidenta, con el ministro de Gobierno y con el ministro Wilfredo Rojo, con quien coordinamos permanentemente, para plantearles nuestra preocupación y molestia por la desatención a los vecinos”, dijo este miércoles la alcaldesa durante la entrega del centro Ana Medina, para la recuperación de pacientes de Covid-19.

“Pedimos el apoyo el Ejército para el cierre de mercados que incumplen el decreto supremo sobre el control de la terminación de la numeración de la cédula de identidad de los vecinos que salen a hacer sus compras, hecho que incumple las condiciones de protección exigidas desde hace tres semanas”, agregó Sosa.

A tiempo de señalar que el municipio absorbe el pago de 3.500 ítems de salud (que debería cubrir el Gobierno central) solicitó también el acceso inmediato a créditos nacionales o internacionales, de acuerdo con la capacidad de endeudamiento del Gobierno Autónomo Municipal, para destinar esos recursos a la atención de las emergencias.

Centro pasa a manos de la Gobernación

La casa de acogida Ana Medina, un refugio temporal para brindar asistencia médica, sicológica y judicial a mujeres mayores de 18 años y sus hijos o hijas que hayan sido víctimas de violencia física y sicológica por parte de sus parejas, fue entregada ayer a la Gobernación del departamento para la atención de pacientes afectados con coronavirus.

El mencionado centro cuenta con 220 camas. En el lugar recibían atención 19 mujeres, algunas con sus hijos, las cuales fueron trasladados a otro recinto municipal.