Escucha esta nota aquí

La cifra de muertos continúa subiendo en el estado de Nueva York y alcanzó un nuevo récord en las últimas 24 horas, con 799 fallecidos, pero las hospitalizaciones están cayendo, dijo el gobernador Andrew Cuomo.

En las últimas 24 horas solo 200 nuevos pacientes con coronavirus fueron ingresados en hospitales, y la admisión en cuidados intensivos también está bajando, dijo el gobernador. "Este es el menor número que hemos tenido desde que empezó esta pesadilla", sostuvo Cuomo en conferencia de prensa. 

Cuomo recordó que, durante los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, murieron 2.753 neoyorquinos.

Las cifras de muertos por el coronavirus son "chocantes, dolorosas, impresionantes", indicó en conferencia de prensa.

Solo en la ciudad de Nueva York se han registrado 4.571 muertes por el virus, según cifras de la Universidad Johns Hopkins. La mayoría de los fallecidos son inmigrantes hispanos y personas negras, las más pobres y vulnerables, según las autoridades.

Pero hay también señales alentadoras. En las últimas 24 horas solo 200 nuevos pacientes con coronavirus fueron ingresados en hospitales, lo cual eleva el total de personas internadas a unas 18.000, informó el gobernador.

"Este es el menor número que hemos tenido desde que empezó esta pesadilla", sostuvo Cuomo.

La admisión en cuidados intensivos también está bajando, y en las últimas 24 horas solo 84 personas fueron ingresadas, dijo el gobernador. 

"No podemos asumir que porque estamos viendo algunas señales positivas esto acabará pronto o que no habrá olas adicionales" del brote en el futuro, alertó.

La gripe española de 1918, recordó, golpeó a la población mundial en tres olas.

Insistió en que es indispensable continuar con las medidas de distanciamiento social que han logrado frenar el avance del virus.

"No tenemos la opción de enfrentar la curva si sigue subiendo", sostuvo. "Si dejamos de actuar como estamos actuando, esos números subirán".

Estados Unidos es el país del mundo con más casos de coronavirus, 432.579. Más que Italia y España juntos, según el último conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Un total de 14.831 personas han muerto en Estados Unidos debido al virus.