Escucha esta nota aquí

No quiere perder su estado físico para que cuando se reinicie el torneo Apertura siga en racha de goles y así ganarse un lugar de titular en Wilstermann, con el que hasta antes de la cuarentena por el coronavirus había marcado dos tantos en tres partidos del torneo Apertura. Con esa premisa, el atacante Willan Álvarez se entrena duro y para mostrar su trabajo subió fotos en su cuenta de Facebook en la que el preparador físico es su padre, Jesús Álvarez.

“Con el preparador físico, papá Jesús Álvarez. Siempre motivándonos. Rutina de todos los días”, escribió el atacante, de 24 años, que llegó al aviador esta temporada proveniente de Aurora. Antes había jugado en Guabirá.

En las fotos se ve al futbolista cruceño cumpliendo una exigente labor física. Por ello es que su compañero de equipo, Pablo Laredo, le escribió la palabra crack. A lo que respondió: “Ojalá que a la vuelta sigan esos centros gol”.  

Uno de los que más lo ha apoyado para que se convierta en futbolista es precisamente su padre, del que ha recibido consejos y algunas exigencias para que cumpla el sueño de llegar a la División Profesional.

En Wilstermann coincidió con su hermano Gilbert, que también es delantero y es uno de los goleadores que ha tenido el equipo en los últimos años. En los primeros partidos en el rojo, Willan no tuvo minutos, pero a medida que pasaron los encuentros ha tenido mayor protagonismo.