Escucha esta nota aquí

Pasaron de la cárcel a vivir como reyes. Ronaldinho y su hermano Roberto salieron de la Agrupación Especializada de Asunción después de pagar la fianza de 1,6 millones de dólares que se les impuso por tratar de entrar al país con dos pasaportes paraguayos falsificados. Ahora, ambos cumplirán arresto domiciliario en uno de los mejores hoteles de la capital del país sudamericano.

Debido a la pandemia del coronavirus, Ronaldinho y Roberto son los únicos huéspedes del hotel Palmaroga, situado en el centro de Asunción. Ambos ocupan dos de las mejores habitaciones del edificio que cuenta con gimnasio, piscina y demás servicios de primer nivel.

El arresto obliga a que estén en habitaciones separadas. Dinho, según medios locales, ocuparía la suite presidencial, cuyo precio habitual está en 446 dólares la noche con desayuno incluido. Esta habitación tiene 62 m2 y cuenta con dos ambientes. Tiene sala de estar propia y una zona para dormir donde disfruta de una cama tamaño king size. 

El brasileño tiene su propia mesa de reuniones, un balcón privado y una pequeña cocina dentro de la habitación además de una Smart TV de 55 pulgadas y un baño con hidromasaje y ducha. 

Además, podrá acudir al resto de servicios que pondrá el hotel a su disposición como una terraza con piscina, el restaurante o el gimnasio aunque ambos estarán vigilados durante todo el día.

En este momento, el hotel no permite hacer reservas hasta mayo así que nadie podrá compartir confinamiento con el Balón de Oro de 2005 en lo que queda de mes.